VIERNES, ABRIL 19, 2019

León y Necaxa, la sensación

11 - febrero - 2019

Mientras algunos equipos "grandes" y de plantillas bien armadas sufren un lapsus de malos resultados o están padeciendo de mal manejo de partidos, clubes modestos como Necaxa y León se han apropiado de los puestos de clasificación y han demostrado que están para competir fuerte en el torneo.

El León de Nacho Ambriz le ganó con autoridad al América, y no, no fue producto de la casualidad ni un triunfo fortuito. Distinto a lo que nos tienen acostumbrados, las Águilas se quedaron sin respuesta. Bien por los refuerzos que han cumplido, los casos de Ángel Mena y de José Juan Macías.

Este juvenil cayó bien en La Fiera después de tener escasos minutos con Pepe Cardozo el semestre pasado con el Guadalajara. Curioso, Macías fue Bota de Oro en el pasado Premundial Sub-20, y aun así fue relegado no solo del Mundial de Clubes con el Rebaño, sino también del equipo.

Ahora, JJ Macías lleva tres tantos con los Panzas Verdes que han colaborado con triunfos, mientras que en el Rebaño los dos delanteros que llegaron, Alexis Vega y Luis Madrigal no han logrado anotar hasta la Fecha 6 del torneo.

A falta de Rubens Sambueza, otro de los refuerzos de La Fiera y uno de los jugadores más desequilibrantes de la Liga, el conjunto guanajuatense puede dar una grata sorpresa en este semestre donde ya sorprendió ganándole la semana pasada el Cruz Azul y en esta ocasión al América.

Necaxa y Chivas ofrecieron un partidazo el sábado por la noche, de volteretas, pero al fin y al cabo merecido el empate (3-3) por el hecho de que hubo mucho dinamismo e intensidad por parte de ambos. Los Rayos, de la mano de Memo Vázquez, no han perdido en el torneo y se muestran como un equipo atractivo sin tener un plantel espectacular.

Poco se habla del hecho que los hidrocálidos alinean con un promedio de ocho o nueve mexicanos, algo que casi no se ve en esta Liga MX plagada de extranjeros. De manera que hubo 20 nacidos en México de arranque en el duelo entre los Rayos y el Rebaño.

Da gusto que dos equipos que juegan con una base de elementos nacionales estén en los primeros planos del torneo.

Histórico