JUEVES, ABRIL 18, 2019

Que preparen el carbón

09 - abril - 2019

Hay quienes piensan que hacer un juicio "a toro pasado" y "viendo los toros desde la barrera" es muy sencillo. Y sí.

Dicen los exquisitos que criticar a un equipo de futbol o a un entrenador "ya con el periódico del día bajo el brazo" es muy tentador e irresponsable. Y bueno, son puntos de visita, total y absolutamente discutibles.

Criticar al que critica también es cómodo. ¿No? 

El caso es que el aficionado común no requiere puntos de vista de "especialistas" para emitir un juicio. En la grada o través de la pantalla es inmediata la reacción.

Siente, cree o hasta está convencido que su equipo pudo hacerlo mejor y que su entrenador pudo haber reaccionado diferente para que su equipo jugara mejor o ganar un partido de futbol.

Son sus piensos, dicen en el rancho.

Como sea, con la aprobación de los especialistas, o no, la raza tiene derecho a manifestarse según lo vea y sienta. Puede saber de futbol, o no, pero éste no es un requisito indispensable que le exija la directiva a la hora de acercarse a la taquilla para comprar un abono. Es decir, no es menester que sepa o no de futbol para recibir tus billetes en la taquilla y los aplausos o rechiflas en la cancha.

Ya los que escriben o hablan de futbol sí requieren de ciertas tablas y conocimiento para hacerlo, pues la raza se apoya en ellos para sustentar lo que suponen o ponerle luz a sus dudas.

En el futbol regiomontano, los seguidores de Tigres y Rayados se la pasan gozando y sufriendo por igual. Un día tu equipo es goleado por un América que te hace cuatro sin despeinarse y al día siguiente gozas porque le pasas por encima a unos desgarrados Pumas que se ven tan titubeantes con Patiño o con Marioni.

Un día gozan que le hacen cinco a un equipo de la MLS y días más tarde reciben los mismos de un cuadro toluqueño que está bastante lejos de su mejor versión, aunque ahora tienen a Lavolpe.

Para la gente, tanto para los que saben cómo para los que no saben, no deja de ser sorprendente cómo puede existir esa inconsistencia en sus equipos.

En Tigres como que no les preocupa tanto, como en Rayados.

La afición de azul y blanco ha comenzado a perder la calma, sobre todo porque en partidos que consideraban tener el triunfo en la bolsa, terminaron cediendo puntos. 

De entrada, podríamos considerar que un entrenador como Diego Alonso no hace las cosas o deja de hacerlas en forma premeditada para que su equipo funcione mal... ¿estamos de acuerdo? 

Podrá hacerlas y equivocarse, pero es imposible pensar que lo hace premeditadamente.

En teoría, algunos jugadores deberían funcionar en una forma y no han correspondido a las expectativas. Sobre todo, en la generación de juego de medio campo al frente. Y esto no ocurre siempre.

Dos de ellos costaron por encima de los 15 MDD.

 ¿Es culpa del entrenador si no llega la pelota limpia a los que hacen los goles?

Habrá que ver lo que viene tanto en la Liga como en la Concachafa. 

Para ambos equipos en el torneo internacional luce el camino pavimentado, y la raza ya está preparando el carbón para cocinar un Clásico en esa instancia.

En la Liga es donde Tigres igual tiene todo controlado y Monterrey tendría que corregir el rumbo porque de eso dependerá el futuro del cuerpo técnico que encabeza Alonso.

Veremos en qué paran las misas...

-----------

Pregunta. ¿Por qué el Piojo Herrera solo se queja del arbitraje cuando considera que lo afectaron, pierde y cobija a sus muchachos, sin admitir lo que les corresponde de la derrota?

Está como Diego, que amenaza con saltar del barco Dorado porque no le marcan un penal.

No compartan con los colegiados la responsabilidad que les toca.

Que cada quien asuma la suya...

Envía tus comentarios a: rmarquez@oncediario.com

Histórico