MIERCOLES, AGOSTO 21, 2019

Excesivo

Domingo 11 de agosto de 2019

Los muchachos mexicanos entregaron buenas cuentas de su participación en los Juegos Panamericanos de Lima y nos referimos en general, no solo al soccer, porque ahí no se pudo. Tropezaron.

El medallero quedó al final con Estados Unidos a la cabeza, Brasil segundo, luego México y Canadá.

En el soccer femenil quedaron en quinto o séptimo puesto, ya ni supe, fuera del medallero y en varonil, aunque vencieron a Ecuador, Argentina y Uruguay al final por el bronce, quedaron fuera del oro que ganó Argentina doblegando a Honduras.

El equipo mexicano femenil, a pesar de tener muy buenas futbolistas, de lo mejor de la Liga local y de las que juegan en el extranjero como Kenti Robles, Stephany Mayor, Blanca Sierra, Charlyn o María Sánchez, no pudieron. Al final Kenti exculpó a los últimos tres entrenadores (Leo Cuéllar, Roberto Medina y el actual Christopher Cuéllar) y lanzó un certero dardo contra sus compañeras dejando entrever -sin dar nombres- que la culpa es de algunas que no comprenden muy bien lo que significa vestir el uniforme y el escudo nacional. 

En el cuadro varonil, pues no sé si todo se resuma en cómo tiran los penales...

Mostraron buenos destellos algunos elementos por ahí, pero al final no lograron llegar a disputar el oro y se quedaron con el bronce venciendo a Uruguay.

....

La fecha 4 del torneo mexicano dejó dos o tres perlas.

Los penales marcados por los Osvaldos: Alanís y Martínez; el primero de Chivas ante Atlético de San Luis y el atlista frente al descosido Veracruz. Una impresionante forma de cobrar los tiros penales con un disparo potente, arriba donde no la alcanzaran los arqueros.

El triunfo inobjetable del chiverío le dio un respiro al DT, Tomás Boy. Como que ya le va hallando forma al funcionamiento del cuadro tapatío, pese al tambaleante inicio de la pretemporada.

....

Los señores Rayados fueron a Morelia y pese a no hacer un buen juego, lograron sacar una valiosa victoria. Habría que darle mérito de esos tres puntos, no solo a Layún, sino a Barovero, quien tapó un espléndido remate que iba a la red, pero pudo sacarlo.

Funes y Pabón anduvieron cerca del gol, como para dejar un marcador más holgado, pero fue hasta el final que un disparo medio cucho del cordobés Layún que se fue al fondo y permitió ganar a su equipo.

....

En tanto, los Tigres hicieron pedazos a los del Necaxa en 20 minutos y ya luego nada más sobrellevaron el partido, cascarearon y dejaron ir fácil otras tres oportunidades de gol.

El marco para el festejo de Gignac, fue espléndido. El galo respondió con tres anotaciones en serie. Una celebración media charra, con mariachi. Una fiesta que estuvo en la frontera de parecer boda de narco naco sinaloense -perdón por el pleonasmo-, con banda y disparos de cuerno de chivo.

El colofón fue el anuncio de una escultura o estatua para André-Pierre en las afueras del estadio, algo que no han hecho con nadie, ni siquiera con leyendas que forjaron la historia de este club. Alguien de verdad está realmente enamorado del francés en este club para homenajearlo en esa forma, algo que no hicieron con Tomás Boy por un gol menos.

Gignac no tiene la culpa, es un crack. Indiscutible su calidad. Él no tiene la culpa de levantar ese tipo de pasiones en sus directivos. Como futbolista y como persona es un gran tipo y todavía le queda historia por escribir en este club.

Pero si tuviésemos que describir en una palabra ese evento previo al duelo ante los Rayos, sería: Excesivo.

....

Histórico