DOMINGO 08 DICIEMBRE, 2019

Los bravos Guerreros 

Miércoles 14 de agosto de 2019

Los titulares, es decir, los encabezados de las notas que dan en los programas especializados en soccer del que se juega en la antigua Tenochtitlan los ignoran... o los desplazan al segundo o tercer término. Primero son sus Águilas que ganan a domicilio al Toluqueee; luego las Chivas que ensartan dos penales y ganan en su corral... y ya después todos los demás.

Gignac y su fiesta de quinceañera con mariachi incluido (nomás faltó la batucada, los payasos, las botargas con zancos y que sus directivos bailaran un vals con el francés) y el triunfo con triplete también quedó en segundo término. Las victorias de Atlas y Monterrey en patio ajeno, el morrocotudo Gallos de don Vuce y el sorprendente Santos, al final...

Es notable cómo para los especialistas los corroe la envidia porque para ellos sólo existen su Máquina, sus Pumas, sus Águilas y Chivas... lo demás, para estos muñecos, es lo de menos.

Pero más allá de lo que están dando y pueden dar los equipos regios, los cuadros de Querétaro y Santos están llamando la atención, brillando por supuesto más que los "grandes".

El equipo de La Comarca tiene un tipo que tiene un ojo especial para detectar talentos. 

No sabemos quién sea, pero en los últimos años ha traído tremendos jugadores que luego ha vendido a precio de oro: recordemos cómo vendieron en su momento a Daniel Guzmán y a Ramón Ramírez a las Super Chivas de los noventa...

Luego cuando compraron a Chucho Benítez en un millón y se lo vendieron en $10 MDD al América... que también les compró antes a Matías Vuoso y más tarde a Oribe Peralta, Marche y Darwin Quintero.

Como ya no existía Panchito Hernández, el mejor scout de las Águilas en los 70s y 80, ahora mejor compran en la reventa, a precio de oro. El negocio es el negocio. En cada maroma, los directivos americanistas se llevan una lana. De eso se trata.

Luego, los laguneros venderían a algunos como Izquierdoz, que se fue a Boca, a Marchesín al América, a Cabecita Rodríguez que fue a La Máquina y Tavares que paró en el futbol de Medio Oriente. Tavares fue comprado en menos de 1 MDE y vendido por lo menos en unos 8 MDE. De ese pelo...

O sea, el negocio futbolero es algo que la directiva lagunera hace muy bien; compra buenos jugadores, los aprecia en la cancha, y los vende muy bien a los flojos que no quieren buscar o que no saben mucho de futbol y compran futbolistas ya calados en el futbol mexicano, carísimos, a 10 veces su valor, pero se llevan una tajada enorme en esas transacciones que se embolsan los directivos en cada traspaso.

Bueno, le decía este Santos de Guillermo Almada, está funcionando muy bien. Se nota en la cancha.

El charrúa es un entrenador que viene de trabajar en el futbol sudamericano con equipos tan modestísimos como el River Plate uruguayo y el Tacuarembó. Pero fue en el Barcelona de Ecuador donde llamó la atención de los observadores, que algo le vieron, gente que observa bien el futbol, ve los futbolistas que pone en la cancha, su desempeño, y alcanza a detectar el trabajo del entrenador. Eso pasó con Almada. Alguien lo vio y lo fichó. 

Por lo visto hasta ahora dieron en el clavo.

Este plantel con Orozco, Abella o Arteaga, Doria, Hugo Isaac Rodríguez y Orrantia; con Gorriarán, Adrián Lozano y Ulises Rivas; con Huevo Lozano, Furch y Castillo se ve redondo, poderoso. Además de tener al Gallito Vázquez, Valdez, a De Buen, Arteaga y tres atacantes "suplentes" como Octavio Rivero, Ayrton Preciado y Eduardo Aguirre te da una baraja bastante respetable para tirar sobre la mesa y ganar la mano.

Hoy la escuadra de Santos tiene un plantel muy completo y si alguien duda de la capacidad a Almada, habría que ver a dos jugadores mexicanos como Ulises Rivas y Hugo Rodríguez, un chavo que surgió en Atlas, pasó por Tigres, Pachuca, Morelia, Puebla y hasta anduvo en Mineros en la segunda división (que le dicen Liga de Plata o Primera A)... hoy es titular en Santos. 

Algo debe tener para que estén jugando estos dos chavos cuando antes no les daban oportunidad y ese mérito, sin ver, se lo acredito al profe Almada. 

Aunque los elogios sean para los cuadros "grandes" este equipo del norte del país sigue dando de qué hablar...

No sé si el asqueroso asunto de la cerveza reciclada ya lo arreglaron. Ojalá. 

Pero los Guerreros están haciendo mérito para llamar la atención, aunque a los señores especialistas del soccer en tierras mexicas les arda hasta la conciencia.... y mucho. 

¡Ni modo!... Es lo que hay.

Histórico