SÁBADO 08 MAYO, 2021

Viviendo del cuento

Sábado 20 de marzo de 2021

"Uno tiene que trabajar, hacer las cosas bien porque la no convocatoria son situaciones que salen de nuestras manos, es algo que no podemos manejar. Puede influir que el estar en equipos con esa jerarquía histórica en el futbol, obviamente va a pesar más. En la prensa, en la televisión, en los medios salen más esos equipos (Chivas y América) y deben de tener un poco más peso y se respeta".

Estas palabras son de Ángel Sepúlveda, un muchacho que juega como delantero centro y mediapunta en Gallos del Querétaro, me imagino que cuando alguien le preguntó sobre alguna esperanza de ser llamado al Tri, ahora que anda encendido en la Liga con seis goles, los mismos que JJ Macías, Santi Ormeño y Henry Martin. 

Como que dijo: “Si no es ahora, ¿cuándo pues, valí?”.

La verdad es que Angelito tiene un rato en el futbol y siempre ha sido un guerrero. Mantenerse como jugador profesional con tan pocas luces, no deja de ser admirable. 

Ángel nació en Apatzingán, Michoacán y comenzó su carrera en Monarcas y ha militado en siete clubes: Morelia, Neza, Atlante, Necaxa, Chivas, Xolos y ahora Querétaro. 

Debe tener un muy buen representante o tal vez haga ciertos arreglos por debajo de la mesa con promotores o entrenadores para tener equipo, con cifras tan pobres.

El punto es que con 10 años de carrera ha marcado apenas medio centenar de goles, una cifra ínfima para un delantero centro, si tomamos como referencia que un atacante top, tipo Pepe Cardozo, quien marcó 29 tantos en un sólo torneo corto, incluida la Liguilla. Esto ocurrió en 2002, cuando ha habido campeones de goleo con 12 tantos en la Liga MX.

Incluidos sus seis goles marcados en este torneo, El Cuate Sepúlveda no llega a los 60 festejos ¡en 10 años de trayectoria! Por eso suena veleidoso, retador, siquiera considerarse ninguneado, desplazado porque los equipos de donde son llamados jugadores como Macías o Henry salen más en la tele y en la prensa. 

No es eso, Angelito, tú sabes. 

Sepúlveda pertenece a esa clase de delanteros tipo Eduardo Herrera, un chavo que hizo unos cuantos goles en Pumas, luego estuvo en Veracruz y Santos, en cierto momento sorprendieron a Rangers FC, de Escocia.

El club escocés lo compró y luego de dos goles se dio cuenta que era un tronco y lo regresó a México donde lo prestó a varios equipos que se negaban a comprarlo hasta que el torneo pasado paró en Puebla y ya en éste, luego de 13 años de carrera, se retiró.

En ese tiempo no pudo llegar al centenar de goles siquiera, lo que te habla de cómo pudo subsistir en tantos equipos viviendo del cuento. 

Y como ellos hay varios más que ahí andan todavía como Leonardo Ramos, Mauro Quiroga, Roberto Nurse, Amaury Escoto, Martín Barragán, el Messi Francisco Acuña o Emanuel Gigliotti, un jugador que tiene tres años sorprendiendo incautos en México y con muy poco, cobrando como figura y viviendo de la historia. 

-------

Luego de aquel incidente en el partido donde jugaron Atlas y América, donde ganan las Águilas, varias cosas extrañas han ocurrido. Ya había pasado algo raro en un empate entre Rojinegros y Santos, pero bueno, si ambos son "hermanitos", se entiende que siendo del mismo dueño sucedan estas cosas, aunque no le sacabas puntos a nadie, a tu hermano sí. 

En fin. 

En el partido ante las Águilas, el VAR le regaló un penal a Henry Martin, luego de que él pisó al defensor tapatío y se deja caer. El silbante no marcó penal en primera instancia, pero el VAR, dijo que era falta y abrió las puertas para el triunfo emplumado; luego marcaría el segundo gol Richard Sánchez y después la Liga le quitaría el triunfo a las Águilas y le daría los tres puntos en la mesa al Atlas... Porque, porque porque... Pues porque el Atlas necesitaba los tres puntos.

¿Cómo sucedió esto?

Pues alguien borró de la alineación a Federico Sebastián Viñas y al no estar, la Liga alegó una alineación indebida, aunque no jugó ni un minuto. No puedes acusar de alinear indebidamente a alguien que no alínea... Excepto, si estás en la Liga MX y tratas de echarle la mano a alguien que necesita los tres puntos para salvarte de pagar $6 millones de dólares al final del torneo, como el Atlas. 

Como por arte de magia, el Atlas comenzó a hacer puntos y más puntos de aquí y de allá... Y está tratando de salir del último sitio de la tabla de cocientes.

Y anoche pasó algo muy raro en un partido entre Juárez FC y Necaxa.

Juárez, de los tres implicados para pagar una multa de entre $120, $70 y $50 millones de pesos por ser los últimos tres lugares (en este momento son Atlas,  San Luis y Juárez) le tocó en su partido una jugada muy clara al minuto 78. 

A 12’ del final, anotas un penal y cuidas el marcador y ¡ciao!

Nada. El mejor goleador del equipo, Darío Lezcano, se para frente al balón y lo tira fuera... ¿Pero fue a propósito, adrede, premeditadamente o con ganas de fallar?

No se sabe... El hecho de que un cobrador tan certero como él, tiene una portería de siete metros y 32 centímetros de ancho y 2.44 metros de alto para pegarle donde quiera y le pega a la tribuna. Eso sí es un hecho. Lo otro, que lo hizo con alevosía y ventaja, es una suposición. Ve tú a saber la causa, razón o circunstancia que provocaron eso, pero está muy extraño. 

Para acabarla de amolar, cuando faltaban cinco segundos para que el referee diera por terminado el evento, ¡bolas!, cae el gol del Necaxa. ¡Y ciao!

Era el debut de Poncho Sosa como DT de los Bravos, en lugar de Luis Fernando Tena, el DT campeón con el Oro en Londres 2012.

Al final del torneo, no estoy muy seguro que la dueña de Bravos, Alejandra de la Vega, vaya a sostener a Guillermo Cantú y al Tato José Antonio Noriega como directivos del equipo.

A menos que "perder" esa cifra de millones de pesos sea parte del juego. 

En algún momento, Noriega dijo que la Liga MX estaba tratando de eliminar el futbol mexicano de "dineros dudosos"...

Yo no estaría tan seguro...

Histórico