MARTES 17 MAYO, 2022

El presente que merece

Lunes 09 de mayo de 2022

Por las decisiones de sus directivos, por el manejo y las formas de tomarle el pelo a la gente, Rayados tuvo el semestre que se merece.

Los dirigentes manejan el club con los ojos cerrados y no tienen la capacidad de reconocer cuánto se equivocaron. Y hasta se dan el lujo de dar conferencias para no comunicar nada. Lo peor de todo esto es que se llevan puesto a los que más sufren: los hinchas. No tienen idea del sacrificio que implica ir al estadio para recibir una respuesta futbolística como la del sábado.

Los jugadores la hicieron muy fácil: perdieron, reportaron al otro día, pidieron disculpas en el micrófono y ya están todos de vacaciones. Mientras, el hincha tiene que aguantar toda la Liguilla sin motivación alguna.

Los dirigentes tienen un manual que conocen a la perfección y lo aplican cada vez que llega un fracaso. Y lo hacen con mayor frecuencia con el paso de los años.

Monterrey es un club ciclado: queda eliminado de un torneo importante, conferencia con Duilio Davino para esquivar todas las preguntas incómodas, asegura que habrá "evaluación". Compran dos o tres jugadores interesantes, el equipo no funciona, corren al DT y así vuelve a empezar.

Mientras tanto, la jerarquía le alcanza para levantar algún que otro título. Y de ahí se agarran para justificar tanto papelón.

Lo más triste, o preocupante, es que nadie se sorprendió de las declaraciones de Davino. Porque hace años que aprendieron a no dar explicaciones.

Basta con saber que ya tenía las respuestas estudiadas mucho antes del comienzo de la conferencia de prensa.

Y el sábado, el que tuvo que salir a dar la cara (Vucetich), fue el que menos porcentaje de culpa recolectó. Era la oportunidad de los dirigentes de hacerse cargo una vez.

Rayados carece de líderes, no tiene un futbolista con la personalidad de aparecer cuando las papas queman. Un juvenil mandó el partido a los penales, con eso digo todo.

Todos estamos de acuerdo que necesita una reestructuración profunda, falta que en las oficinas se den cuenta.

Twitter: @GiraudiMatias

Histórico