DOMINGO, JUNIO 16, 2019

Tigres Femenil

"Estoy lista"

Luego de seis meses guardada, Natalia Gómez Junco trae tremendas ganas de jugar. "Siempre quise estar en Tigres" , le contó a ONCE.
Por
Matías Giraudi _ 12/06/2019

Martes 11 de junio de 2019

Para Natalia, el gran día está muy cerca. Gómez Junco dialogó en exclusiva con ONCE y contó lo complicado que fue entrenar y no poder jugar con Tigres Femenil, algo que parece sucederá muy pronto.

Gómez Junco ya está mentalizada y quiere dejar atrás los seis meses que tuvo que mirar todo desde afuera: “Fue muy difícil, más de lo que pensé. Pero ya con la nueva regla, estoy lista para ganarme el puesto”.

La mediocampista de 26 años decidió volver a vivir en Monterrey luego de su paso por Estados Unidos y Europa. Al mismo tiempo que decidió regresar, le llegó el ofrecimiento de Tigres para que formara parte del plantel.

¿Por qué decidiste venir a Tigres?

Yo quería estar en Monterrey con mi familia, estar cerca de ellos. Pero siempre quise estar en Tigres, desde que se creó la Liga, es al que más le vi proyecto, visión, es lo que me llamó la atención. Tenía mi proyecto en Europa, pero cuando decidí venir para acá y me habló Tigres, no lo pensé dos veces”, comentó la ex futbolista del Málaga.

¿Volviste de Europa porque ya tenías acuerdo con Tigres?

Fue simultáneo. Primero decidí regresar, tomé esa decisión. Y después ya pensé qué iba a hacer en México, si iba a esperar para jugar. Y todo se alineó, todo se dio perfecto”, siguió.

Ella es una de las jugadoras que se vio beneficiada por el cambio en las reglas de la Liga sobre el cupo de mayores. Estuvo entrenando el semestre anterior sabiendo que todavía no podía participar en el equipo.

¿Qué se sentía entrenar sabiendo que no podías jugar el fin de semana?

Era difícil. Ya estaba mentalizada, pero aún así veía a mis compañeras jugando en el estadio y me daban muchas ganas de jugar. Es difícil motivarte día a día y entrenar al máximo cuando sabes que faltan muchos meses”.

¿Cómo te puedes acoplar a un equipo campeón que sale casi de memoria?

Sí, es muchísima la competencia. Muy buen nivel en todo el plantel. Siempre digo que me considero una jugadora muy creativa, con pases ofensivos, tiro de media distancia. Le puedo dar mucha variedad al ataque”.

¿Cuál es tu posición ideal?

Delante de las contenciones. Un enganche, darle un poco de movilidad ahí en la media cancha”.

Natalia, al igual que muchas de las jugadoras del actual plantel, conoce la forma de trabajar de Roberto Medina, a quien ya tuvo de técnico en la Selección. Incluso algunas de ellas pasaron por la escuela de futbol que tiene el actual entrenador de Tigres. “Cuando llegué a Monterrey a los 10 años buscaba equipo dónde jugar y encontré la escuela de Roberto Medina. Ahí empecé”, contó Gómez Junco.

¿Es una ventaja tener un técnico que te conoce, que ya sabe cómo juegas?

Sí, pero ya conoce a la mayoría, en selección estuvo con la mayoría. No sé si ventaja, pero es un trabajo avanzado y aplica para todas mis compañeras. Que ya haya sido su entrenador significa que puede sacarle provecho más fácil que alguien que no conoce a las jugadoras y tiene que empezar a conocerlas. Como entrenador debes conocerla para sacarle el máximo”.

¿Cómo fue tu relación con Ramón Villa Zevallos?

Chito (Ramón Villa Zevallos) es un excelente entrenador, un gran ser humano, es diferente. Yo entendía que la prioridad eran las registradas, las que iban a jugar, eso siempre lo entendí. Yo sabía que debía apoyar, hacer otro tipo de cosas que a lo mejor no hace alguien que está jugando, ayudar en lo que pudiera. Es muy profesional, aunque no jugara trataba de ayudarme y hacerme mejor cada día. No queda más que agradecerle”.

¿Te sorprendió que se haya ido?

Sí, un poco, sobre todo después de quedar campeonas. Tendrá sus razones. Nuestra chamba es entrenar duro y dar lo mejor en la cancha. Lo que pase afuera, ya hay personas encargadas de eso”, finalizó.

El equipo femenil volvió a los entrenamientos el 5 de junio pasado, con la mira puesta en obtener lo que se les escapó el año pasado: el Bicampeonato.