LUNES 13 JULIO, 2020

Rayados

Casarín, el primer ídolo

Se cumplen 102 años del nacimiento del goleador mexicano. Su carisma lo llevó hasta la pantalla grande. El retiro del histórico delantero fue con Rayados.
Por
Javier Morales _ 25/05/2020 17:46:01pm

Lunes 25 de mayo de 2020

A la memoria del futbol mexicano no le puede suceder lo mismo que a su primer gran ídolo: Horacio Casarín Garcilazo.

MIRA TAMBIÉN: Consulta toda la información de Rayados

Este 25 de mayo se cumplen 102 años del nacimiento del primer gran goleador del futbol mexicano, sobre todo de la época amateur, quien falleció el 10 de abril del 2005, tras padecer Alzheimer en sus últimos 11 años; Casarín murió a causa de una infección renal.

Es buen momento para recordar al ex jugador del Monterrey, su último equipo como jugador.

Casarín disputó un total de 304 duelos de Liga, tanto en la era amateur como en la profesional del futbol mexicano. Don Horacio anotó 242 goles, además de otras 41 veces que clavó en torneos de Copa. Durante muchos años fue el mejor goleador absoluto en México.

En la temporada 1981-82, cuando dirigió al Atlante, Casarín tuvo bajo su mando a Evanivaldo Castro, quien en ese torneo rompió la histórica marca de 242 goles. Hasta la fecha Cabinho se mantiene como el mejor goleador en la historia del futbol mexicano con 312 anotaciones.

En su etapa como jugador, Don Horacio defendió las camisetas del Necaxa, Atlante, España, Zacatepec (al mismo tiempo fue DT de los Cañeros), América y Monterrey. Incluso tuvo un paso fugaz con el Barcelona de España, pero por desacuerdos con su sueldo no se quedó para jugar en la Liga.

Con el equipo regio jugó su último torneo en la temporada 1956-57, en el que marcó 4 veces. Incluso al final de esa competencia el Monterrey regresó a la Segunda División.

EL PRIMER GRAN ÍDOLO

Por el grado de idolatría que le tenía la gente, en aquellos años era común que Casarín saliera cargado a hombros de los estadios, como si fuera un torero tras una tarde triunfal. A pesar de ese tipo de distinciones, este goleador era una persona sencilla, pero con mucho carisma.

Personas que lo entrevistaron, como el periodista Antonio Moreno, director del Salón de la Fama en Pachuca, lo describe de esta manera:

"Era sumamente educado y también muy ocurrente, ya en corto le gustaba alburear y contar chistes; era pícaro, pero su trato con la gente en general era sumamente correcto. Un hombre muy decente, pero lo que más me llamaba la atención era su fortaleza, parecía un tipo de 40 años a pesar de que ya pasaba de los 60”.

Don Horacio fue el gran ídolo en su época, sobre todo como jugador del Necaxa y Atlante. Cuando jugaba para el equipo azulgrana, su popularidad lo llevó a filmar algunas películas que fueron éxito en taquilla, la más conocida fue Los Hijos de Don Venancio, al lado de Joaquín Pardavé.

"PROVOCÓ" EL INCENDIO DEL PARQUE ASTURIAS

Don Horacio fue la joya del futbol mexicano en su época. Cuando tenía 19 años fue “el culpable” del incendio del Parque Asturias, escenario capitalino para la práctica del futbol construido con madera. Ocurrió el 29 de marzo de 1939 con el Necaxa; Casarín había marcado el 1-0 ante el Asturias, en duelo que definiría al campeón de la temporada 38-39.

El árbitro Fernando Marcos no marcó una dura entrada de un defensor que lastimó de gravedad la rodilla del goleador, por lo que éste abandonó el encuentro para después ser operado. En el fatídico duelo, el silbante también marcó un penalti a favor del Asturias, lo que terminó por enardecer a los seguidores de los electricistas que incendiaron parte de las tribunas del ya desaparecido inmueble.

COMO TÉCNICO

Casarín jugó 21 años al más alto nivel en México; incluso como elemento del Zacatepec en las temporada 1951-52 y 1952-53 también la hizo de técnico al mismo tiempo. Incluso con los Cañeros logró el subcampeonato en su segundo torneo.

Tras su experiencia con el Zacatepec, Casarín no volvió a dirigir hasta la temporada 1978-79, cuando llevó a los Cañeros a su primera Liguilla. Más tarde, en 1977, en el primer Mundial Juvenil celebrado en Túnez, fue auxiliar del Alfonso el Pescado Portugal. En ese torneo México logró el subcampeonato con jugadores como Hugo Sánchez, Víctor Rangel, Alfredo Tena y Leonardo Cuéllar, entre otros.

Tecos en 1979 y Atlante en las temporadas 1981-82 (en la que logró el subcampeonato ante Tigres) y en la 82-83, fueron las últimas experiencia de Casarín como estratega.

CON LA SELECCIÓN MEXICANA

En cuanto a duelos reconocidos por FIFA ante selecciones, a Horacio Casarín se le contabilizan 14 partidos con el Tricolor. En ese periodo se suspendieron algunas competencias internacionales por motivo de Segunda Guerra Mundial, padecida entre los años de 1936 y 1945.

Casarín solo jugó el Mundial de 1950 y consiguió una anotación frente a Suiza.

Incluso también dirigió al representativo nacional antes del Mundial del 1954.

LA DESPEDIDA

Este gran ídolo jugó su último partido como profesional el 3 de marzo de 1957. Fue en el torneo de Copa, en el duelo de Ida de los 16vos, en el que Monterrey derrotó en casa 3-2 al Tampico.

Fotografía: Mexsport

Boletín ONCE

Suscríbete al boletín de ONCE DIARIO y recibe en tu correo las principales noticias, exclusivas y videos. Únete a nuestro club y participa por más beneficios.