LUNES 30 NOVIEMBRE, 2020

Divisiones menores

Jueves 07 de mayo de 2020

Hace unos días, el Bayern Munich emitió un comunicado en donde informa que las categorías Sub 9 y Sub 10 quedaron eliminadas de su estructura a partir del 2021, como parte de un plan de Responsabilidad Social, apoyado en los siguientes argumentos o beneficios para la sociedad:

>> Dar libertad creativa para el tiempo libre de los niños.

>> Aprender habilidades y capacidades deportivas diferentes

>> Oportunidad para probar otros deportes

>> Dedicar más tiempo al entorno familiar sin presión del desempeño.

Con esto buscan darle un poco más de espacio a los niños y que ellos mismos puedan decidir, con uso de razón, el deporte que quieren practicar o jugar, además de evitar competencias que les generen alguna presión externa sobre el rendimiento individual a una edad no adecuada.

Otro acontecimiento que raya a la inversa del anterior caso y que ha marcado el entorno de futbol, es la posición del Manchester City, en donde ha formado equipos desde Sub 5 para trabajar en su desarrollo.

Esto salió a la luz a través de una fotografía en donde se muestra a un equipo debidamente uniformado y con “un tinte” de profesionales y, aunque no se confirmó esta versión por parte del club, esto dio la vuelta al mundo con críticas al respecto sobre el inicio de la “profesionalización temprana” en esta disciplina.

Aquí vemos dos casos completamente extremos en donde en diversos países marcan rutas alternas de un polo a otro.

Aterrizando el tema para nuestro país. Hace algunos días, el presidente de Rayados, Duilio Davino, mencionó lo siguiente: “El área de oportunidad del crecimiento del futbol mexicano está en la base de la pirámide y no en la punta”, haciendo alusión a la importancia de trabajar a los niños desde temprana edad y cerró con otra frase contundente: “De los 8 a los 12 años, se trabaja muy mal”.

¿Cuál será el punto medio o la forma correcta de trabajar? ¿A qué edad es recomendable trabajar a los niños? ¿Se trabaja mal en la infancia de los niños o no hay presupuesto o dinero para trabajarlos adecuadamente? ¿En el país o en la ciudad en donde habitamos hay instalaciones, infraestructura y equipo humano para trabajar como debe ser?

Hay muchas preguntas sin respuesta, pero lo que sí les puedo apuntar es que la falla no está en el mal trabajo, sino en la carencia del mismo.

Difícilmente el gobierno aporta presupuesto para este rubro (el deporte), si de milagro existen aulas y escuelas medianamente equipadas para que los niños asistan a clases y tengan la educación mínima indispensable.

Desafortunadamente, la pregunta general en el país es: ¿tengo capacidad económica para pagar una escuela de futbol de calidad? Más que saber a qué edad es la conveniente o recomendada para incorporar a los niños al deporte o a alguna actividad física.

Es una de las diferencias entre primer y tercer mundo, ¿no cree usted?

Twitter: @rgarciacr

Histórico