JUEVES, JULIO 18, 2019

Ni con Beyoncé 

Miércoles 15 de mayo de 2019

Qué pena...

La verdad, luego de aquel golazo que hace Selena Castillo que la puso en la escuadra frente a Tigrillas, pensé en serio que esta vez las Rayaditas podrían imponer su fuerza mental, su futbol y calidad para vencer a las universitarias en el duelo de Vuelta de la Final. Y no.

En el partido de Ida realizaron un excelente trabajo de marca y presión que les redituó primero un marcador mínimo en contra, luego parejo, tras aquel zapatazo a la horquilla. Y ya vimos lo que sucedió en la Vuelta.

Monterrey no pudo repetir ese tipo de marca para dificultar el tránsito del esférico de pie a pie de las rivales y muy pronto las pusieron con la espada contra la pared, con los tantos de Blanca Solís y la mejor jugadora felina: Jackie Lizbeth Ovalle.

Rayaditas no pudo sencillamente contra la calidad de su rival. Dos balones por alto, uno a la cabeza de Solís y 1-0; otro profundo, cruzado al pecho de Ovalle, lo baja, derechazo implacable, y ciao. 2-0. El tanto del descuento de Cervantes hizo despertar un adormecido estadio con nombre de banco español, que suele pesar, pero no contra del equipo rival.

Monterrey parecía que quería y podía ir por más... pero no. Tigres no se conformaba. Katy Martínez desperdició una con el arco solo, tras error de Lozoya y Zully Mercado estremeció el travesaño con un tiro libre, además de otra desviada de Gaby Lozoya a tiro lejano de Belén Cruz.

Rayaditas estuvo cerca con Dinorah Garza, quien erró sin arquera y con sólo una defensa enfrente; Desireé Monsivais tuvo una en la primera etapa y la potencial igualada a dos sobre el tiempo de reposición, pero llegó una fracción de segundo tarde para impactar el esférico que pudo forzar el alargue a los penales. 

Más allá de consideraciones personales, objetivas o subjetivas y todos los "hubiera" posibles, de lo que "pudo ser" ese partido, al final el equipo de Ramón Villa Zeballos ganó porque fue superior, porque sus futbolistas lo hicieron mejor. Punto final. 

Un más que merecido segundo título para la escuadra felina que llevaba dedicatoria especial para el profe Osvaldo Batocletti, quien se encuentra delicado de salud.

......

Este miércoles, está la mesa puesta para vivir ooootro Clásico Regio. Ya chole...

La raza ya no sabe que mandar a la casa de empeño; ya empeñaron el calentador eléctrico, una batidora y hasta un rotomartillo Makita que sacaron a escondidas del cajón del abuelo. No les alcanza para tanto partido. Ya ve que las gradas del Universitario y el domo de acero de La Pastora ya no se llenan, ni aunque pongan a Beyoncé en el entretiempo. 

¿Ahora qué fue que se descompuso la cancha de los Rayados? Si en su momento cambiaron al presidente, al entrenador, a los de redes sociales, a los de imagen de empresa socialmente responsable, a los de la preparación física por tanto lesionado... ¿qué les falta para cambiar a los jardineros del estadio? 

Ya dijo don Tuca que es una, si no la peor, una de las peores canchas de la Liga. Y los que es pior... es cierto.

Los duelos de Ida de esta Semifinal entre Tigres y Rayados y en la otra llave América contra León, ya están muy listos, puestos, montaos y armaos.

De hecho, dicen, diiiiicen, que Nico Castillo tiene razón. Que los Panzas Verdes del Bajío están muertos de miedo porque van a enfrentar al América. Ajá.

Acá en la carne asada regia, (¿en miércoles?) los dos equipos están muy parejos. Tan parejos que ni siquiera pudieron superar con claridad a sus rivales para llegar a esta instancia. Los dos empataron el marcador global y pasaron por su posición en la tabla, lo cual, no obsta para que conste que alguna vez el Necaxa, precisamente cuando jugaba Nacho Ambriz en los Rayos allá por 95, fue campeón empatando a 1-1 en la Ida y luego 0-0 en la Vuelta ante el Celaya de Emilio Butragueño... o sea, en esta Liga chicharronera ni siquiera necesitas ganar para llevarte el trofeo a la casa. 

¡Aaah no, bueeeno!... pero eso fue en el siglo pasado, en el 95... y en el 2019 también. 

De ese vuelo...

.....

Yo tengo dos dudas: si los Tigres jugarán con ONCE (o con Damm en la alineación) y si en algún momento se darán cuenta que Lucas aporta más que dos o tres que traen por ahí dentro...

En tanto que de Rayados me inquieta si Pizarro anda prendido solo porque dizque lo quieren en un equipo de quinta en Italia o ya retomó de verdad su nivel. 

Y la otra... ¿tú de verdad crees que Boca soltaría 18 o 20 kilos por el jugador albiazul que trae en la espalda el número 32 como jardinero izquierdo de los Padres de San Diego?... Naaaa. Jamás. 

Y bueno... ¿ese muchacho está esperando que le hereden la 10 para ponerse a jugar o cómo?

Algún día lo veremos. 

- Diostioiga, dicen los fans Rayados.

Histórico