DOMINGO 24 ENERO, 2021

¡Que ruede el balón...!

Sábado 09 de enero de 2021

Pues llegó el día...

Hoy debuta Javier Aguirre en Rayados. Regresa a Monterrey luego de muchos años.

Bueeeno, regresó después de 1986 cuando integró aquel Tri que se fajó con gallardía ante la Alemania de Franz Beckenbauer en junio del 86 en el Universitario; luego titubeó desde los 11 metros y se le escapó el pase. A la postre, Alemania llegaría a la Final. Siempre se ha dicho que el silbante colombiano Chuy Díaz Palacios le voló un gol a Paquito el Abuelo Cruz, que era válido. No es verdad esto. El gol existió, pero una fracción de segundos antes Raúl Servín llega dando un caballazo a un defensor alemán, sin motivo y sin pelota. Eso fue lo que se marcó, nunca un fuera de juego.

Aguirre regresaría más tarde como jugador de Chivas y luego como DT de Pachuca, antes de iniciar una larga travesía por Europa, Asia y Medio Oriente.

Le entregan Rayados y en dos semanas se da cuenta que lo que antes era "Nico y otros 10", debe cambiar porque la capacidad de reacción y la velocidad no son suficientes en el defensor argentino y no pueden estar esperanzados a que tumben a alguien en el área para compensar desde el manchón penal las fallas en el cuadro bajo.

Nos dejamos de inventos y Vegas va como central izquierdo que es, haciendo dupla con Montes y deja la banda a Gallardo.

En muchos partidos Vegas tuvo que ayudarles con la tarea a sus compañeritos que, por estar platicando, se distrajeron y les robaron las crayolas. Sebastián de pronto tenía que venir desde el lateral izquierdo a ayudarle a Medina, que llegó a pasarle lo que a otros laterales rayados como aquel Édgar Castillo, Juárez o Fuentes, que medio defendían y medio atacaban, y no hacían bien ni una cosa, ni otra.

Con dos ligeros ajustes, sin querer inventar mucho, Aguirre, pone al excapitán Pabón en la tribuna junto con Sánchez y manda un cuadro lógico: González en el arco; Medina, Montes, Vegas y Gallardo; dos volantes centrales con Carlitos y Kranevitter, aunque dudó en poner a Celso en lugar de Matías; Ponchito por izquierda y Meza por derecha; Janssen y Funes. Punto final. Veremos --bueno, eso espera la raza maguacatera-- un distinto Rodríguez y un distinto Meza, con más participación, con mejores ideas, un plan de vuelo preciso y más motivados para aportar su futbol.

Hoy visitan al Atlas que esperaban debutar a su refuerzo Julio Furch, quien se tronó tres días antes. Una pena porque va para largo su trabajo de recuperación. Tres meses al menos.

En tanto los Tigres de la UANL reciben a un campeón León que también viene con tres bajas importantes.

Los felinos, sin vacaciones, pero sonrientes por obtener su primera Concachafa molera --que ahora sí vale, dicen-- van sin retoque alguno y tal vez solo ingrese para la segunda parte Carlos González, el paraguasho que vino de Pumas y podría acoplarse al juego de Gignac que ya jugó con media docena de acompañantes y a todos los mandó a volar. Vargas, Zelayarán, Chuco Sosa, Sobis, Valencia, los Quiñones y no sé cuantos más ya jugaron de escoltas del atacante galo y no se sintió a gusto con ninguno. Tuvieron que irse, menos los Quiñones que siguen acá. Carlos tiene una forma de juego más sacrificada, más colaborador y podría acoplarse mejor a Andrés Pedro y servirle al equipo en lo colectivo.

En todo los demás, no habrá cambio alguno. De Aldo Cruz, no podemos decir gran cosa, porque ya sabemos que lo van a refundir en la banca y dentro de tres años lo sacarán para venderlo a Necaxa o Zacatepec.

Porque no me digas que Fernando Navarro, que juega de lateral, volante izquierdo y media punta y hace cinco goles por torneo en León, jugó mucho cuando estuvo en Tigres... Ya ves, ni los fans tigres sabían que estuvo acá.

En el lado de las mujeres femeninas, las campeonas Felinas de Roberto Medina abren en el Universitario este lunes ante Pachuca a las 19:00 horas y mañana domingo a las 17:00 visita el Monterrey de Tito Becerra al Atlético de San Luis.

Y bueno, comienza otro torneo y esperamos que a los equipos regios le vaya tan bien como en el torneo pasado, siempre poniendo al frente y en alto el nombre de la ciudad.

Ya que sean campeones o no, depende de muchas cosas pero siempre dando de qué hablar y siendo protagonistas.

¡Sí, señor!

Histórico