LUNES 15 ABRIL, 2024

Poca memoria

Lunes 13 de marzo de 2023

Una cosa es exigir y otra exagerar. El hincha siempre tiene la necesidad de encontrar constantemente un blanco al cual apuntar y culpar, donde Guido Pizarro fue el elegido este sábado.

No voy a abogar por un jugador, nunca lo hice. Sin embargo, fue desmedido el descargo hacia un futbolista en específico.

Pasó con Juninho en su momento. Cuando los aficionados quieren darle el adiós a alguien empiezan a abuchearlo, lo aniquilan en redes. Nadie está por encima de la institución, pero también hay que tener memoria.

Pizarro es el capitán, el líder de este plantel. Maneja el vestuario, cobra las multas internas y marca la pauta de comportamiento. Si se dejó de hablar de cuestiones extra-cancha, en gran parte se debe a los referentes.

También es el que decidió volver a Tigres estando en Sevilla. En aquel momento era una constante en la Selección Argentina, tenía 28 años y puso a los felinos antes que otras opciones.

Obviamente que lo económico cuenta (fueron USD $8 millones de dólares), pero Pizarro eligió regresar a los felinos antes que vestir la camiseta de Boca, el club del cual es hincha.

Puede gustar o no su manera de jugar, puede tener un bajón futbolístico propio del presente que pasa el equipo, pero los abucheos fueron injustos.

El hincha es libre de expresar su enojo. El sábado, el viento se llevó las palabras que dice la canción "en las buenas y en las malas".

Ni hablar de que las malas para este Tigres pasan por una continuidad de malos resultados o de un año sin campeonatos. En otros momentos era el descenso.

No está mal exigir, al contrario, eso es lo que hace grande a una institución. En Monterrey aprendieron a dejar de lado el conformismo y a pedir resultados a la par de lo que los hinchas invierten (los abonos más caros del país), pero también tienen que aprender a cuidar a los ídolos.

Twitter: @GiraudiMatias

Histórico