JUEVES, ABRIL 18, 2019

Boy a Chivas 

10 - abril - 2019

"...Y hablo por todos mis compañeros, en un despido que no ha sido parejo", dijo Lalo Trelles, el hijo de la leyenda viviente, Don Nacho.

Y tiene razón, Eduardo, refiriéndose a la raza que le prendieron el abanico en Televisa. La verdad, dejaron algunos que nada tienen que hacer ahí. Pero para qué te digo nombres, luego se pueden enojar Juan Dosal, Kikin y dos o tres más...

No todo mundo que jugó futbol le entiende y le sabe al asunto de ser analista de este negocito. Vaya, no es por default que, si jugaste, sabes desmenuzarlo y explicarlo.

Para decir, luego de una jugada: "Uuuuy, era para mááás... fulanito en lugar de pegarle con el empeine, la quiso cachetear y la echó fuera", no necesitas haber jugado ni canicas.

Para esos comentarios sesudos, no necesitas ni la primaria. Mi tía Flatonia, los hace también... y gratis. 

Hay algunos bastante limitaditos. 

Hay algunos muy buenos: Roberto Gómez Junco, Rafa Puente Suárez, Tato Noriega, Tomas Boy, Hugo Sánchez, Paco Gabriel, Luis García, Zaguinho... son pocos.

Y muchos más que solo ven "por encimita" el futbol; solo te repiten las formaciones, si salen "con línea de cinco" o de cuatro atrás y te repiten lo que acabas de ver, con el "plus" de que te dicen cómo debieron hacerlo.

Haz de cuenta García Aspe dando lecciones de cómo se debe tirar un penal ante el micrófono y ya se le olvidó como lo hizo él ante Bulgaria en un Mundial...

Ojo que no es lo mismo comentarista que analista.

Comentar cualquiera, analizar el futbol, ponerle luz para que los que no sabemos le entendamos, pocos. 

.....

Por cierto...

Las Chivas tienen ya nuevo entrenador: Tomás Boy, un hombre al cual el futbol mexicano no le ha hecho justicia.

Como jugador, fue un crack con una visión de campo y un toque espectacular, que además tenía gol, no solo organizaba el ataque, sino muchas veces lo culminaba él mismo con un disparo a puerta y la prueba es que está entre los históricos anotadores de los Tigres de la UANL.

Como DT no ha sido bien tratado.

Recuerdo sus inicios como estratega junto con Osvaldo Batocletti en Tampico Madero, luego en Querétaro.

Ha dirigido en varios clubes como Monterrey, Puebla, Cruz Azul, Atlas y Morelia donde ha acariciado un título de lejecitos, cuando lo pierde ante Pumas en 2011.

Hoy tiene en Chivas la oportunidad de dirigir por primera vez un equipo con buen presupuesto, aunque también varios problemas. Lo importante es que tiene material humano para ofrecer mejores resultados de los obtenidos.

Boy debería ser el entrenador de los Tigres de la UANL desde hace 20 años o ya de perdido debería haber dirigido al Tri en dos Copas del Mundo, pero el futbol mexicano no ha sabido valorarlo...

En sus inicios como jugador se le veía el estilo un tanto desgarbado, flaquísimo, pero con porte, con personalidad; jugaba como extremo en aquel Atlético Español de Walter Ormeño al lado de otros excelentes jugadores de aquellos tiempos como Benito Pardo, Vázquez del Mercado, Juan Rodríguez Vega, Trejo, Álvarez, Rico, Cordobés García, Manuel Manzo, Roberto Gómez Junco, Leonel Urbina, Alejandro Romahn, Raúl Isiordia, JJ Muñante, Ricardo Brandón.... entre otros.

Tras un breve paso por Atlético Potosino, llegó a Tigres donde hizo historia como uno de los más grandes de ese club y donde aún le queda historia por escribir.

La afición felina espera que en algún momento le den a dirigir a sus Tigres con todo el presupuesto ilimitado que han manejado los últimos tiempos. 

Claro que la raza nueva de Tigres no valora quién es Boy... aunque deberían. Un ejemplo: le aplaudieron más a Mancilla que jugó tres días acá que a Boy cuando visita como entrenador la casa de Tigres, su casa. 

Cuando El Jefe camina del vestidor a su banca, señores, si no quieren no aplaudan, pero de pie, por favor.

En Chivas es muy posible que pueda mejorar el performance que obtuvo Cardozo de sus dirigidos. No son los mejores del país, pero no es nada malo ese plantel. Les falta un 10, pero algo debe rescatar Tomás para enderezar el rumbo del Rebaño desbalagado que ya andaba tirando pa'l monte.

Veremos... qué sigue.

Histórico