SÁBADO 08 MAYO, 2021

Pecados y virtudes

Martes 15 de diciembre de 2020

Se fue otra Final Nacional en la Liga MX Femenil, una que parecía quedar a deber en espectáculo y que repentinamente se convirtió en un vaivén de emociones al por mayor. En esta ocasión platicaré con ustedes de algunos pecados y virtudes que se vivieron para conocer al nuevo campeón.

Rayadas paga caro el cederle de más la pelota a las felinas y en la Vuelta, por más que defendieron ciertamente de buena manera, tras una hora de juego creo que era el momento perfecto para ir a atacar a las auriazules. Fuera del mágico script del gol de último minuto de Annia Mejía, la neta el equipo de Tito Becerra se murió de nada.

El primer cambio albiazul en la Vuelta me llama poderosamente la atención: se fue Diana Evangelista, la que era la mejor en la Liguilla. Si no estaba para 90 minutos y tu plan fue alargar la serie lo más que se pudiera, aguántala como relevo. Lástima que el DT de Rayadas no habló en rueda de prensa, habría sido bueno esclarecer qué pasó ahí.

Por otro lado, Mariana Cadena y 10 más. Si tan solo la mitad de sus compañeras hubieran tenido la misma garra, actitud y corazón de Cacho, tal vez otra cosa estuviéramos hablando en este texto.

La virtud de Tigres fue jugar como si ellas fueran las urgidas del gol. Ojo, tuvieron la pelota pero la profundidad fue un aspecto que no anduvo fino. De paso, si no se te da el penetrar a una zaga rival, pégale de media distancia. No sucedió del todo. Aun así, yo les reconozco que no salieron a cuidar su ‘golecito’, no como otros que se mueren de frío cuando hay un título de por medio.

Para cerrar, la mayor virtud felina es el hambre de victorias: seis torneos, todas las Liguillas jugadas, cinco Finales, tres campeonatos. MONSTRUOSO. No hay ni una sola gota de duda o ironía presente: Tigres Femenil es el mejor equipo de México. No está en discusión.

Twitter: @Jc_Monroym

Histórico