JUEVES 17 JUNIO, 2021

La Liga Femenil resiste

Lunes 31 de mayo de 2021

La Liga Femenil avanza en la medida que los torneos tratan de magnetizar al aficionado al futbol. Sin embargo, en un contexto machista, no es fácil conseguir los propósitos trazados.

El estigma y la natural reflexión sexista de muchos, desde simpatizantes hasta entrenadores y medios, que siguen con la idea de que el futbol es sólo de varones, la Femenil en México no sólo tiene que preocuparse en crecer en todo sentido para justificar su existencia, sino que a la vez debe ir rompiendo las capas de una barrera interminable.

Hay quienes buscan comparar el futbol desde el género y argumentan las grandes diferencias que separan al torneo varonil con el femenil. Un análisis que ni siquiera es útil para un debate razonable. Es imposible poner todo en la misma bolsa porque no hay criterio lógico que lo soporte.

Lo cierto es que en México se aplaude cuando designan a una juez de línea en el torneo de varones, pero que un árbitro dirija en la femenil es algo que ya está naturalizado. Nadie se sorprende. Nadie lo ve raro, aunque sea extraño.

Este pequeño detalle no es más que una foto de los límites que existen en el inconsciente colectivo. Una profesional mujer tiene que superar muchos más filtros y cuestionamientos en un ambiente pesadísimo orquestado por el hombre.

Además, es mentira que la Liga Femenil va a crecer por los pantalones de las mujeres, cuando las decisiones que se toman en la propia Liga y en los clubes son de directivos audaces para los números y el negocio. Simplemente, porque las llaves de este deporte las tiene el hombre.

Por lo tanto, viendo toda la película y no sólo la que conviene, la Liga Femenil seguirá avanzando en competencia, se podrá sumar más talento, se insertarán extranjeras, se le dará más valor a las divisiones menores, se multiplicará la difusión y el Tri se codeará con las grandes selecciones, pero al final del día su crecimiento dependerá hasta donde quieran los directivos que las mujeres lleguen.

Cuando se juega una Final de Femenil todo mundo está interesado y hasta hablan maravillas de la categoría, con o sin conocimiento de causa, resaltando los valores femeninos, historias de vida, y se tocan un sinnúmero de temas frívolos de las jugadoras.

Darle bola a la Femenil no es hablar cosas lindas de las futbolistas, sino entender cómo juegan y ayudarlas, cada quien desde su trinchera, es esa lucha desigual en busca de su crecimiento profesional.

    

Histórico