MIÉRCOLES 28 SEPTIEMBRE, 2022

Rayados, al ataque

Lunes 08 de agosto de 2022

Rayados es el orfebre de su propia campaña. Un equipo que tiene el arco abierto es altamente probable que garantice buenos resultados y, hasta ahora, los triunfos le garantizan estabilidad y confianza.

La paliza al León el pasado sábado (5-1) fue una síntesis de lo que puede ofrecer Rayados en cuestión de ataque. Cada avance se transformó en una situación de gol. El rival dio ventajas, sí, pero el mérito del ganador fue aprovecharlas.

El Rayados de Vucetich no es un equipo espectacular, pero sí tiene una suficiente capacidad de fuego por lo pragmático de su juego y, por sobre todas las cosas, por el recurso técnico de sus ofensivos: todos llegan y cualquiera anota. Siete jugadores se reparten los 17 goles y, cinco de ellos, son atacantes puros.

Funes Mori ya no es el único referente. Berterame apareció como otra opción de marca para los defensas adversarios.

Que un equipo tenga dos puntas que se complementen facilita mucho más el trabajo de volantes y extremos. Con Vincent Janssen, mil veces se dijo, se estorbaban porque el holandés y Funes Mori simplemente se duplicaban.

Por eso no es casual el buen momento de Poncho González, a quien permanentemente se le reclama mayor regularidad y un despegue definitivo. Se despachó con tres goles en su mejor partido personal de su carrera.

Nunca antes había sido tan determinante en un resultado. Su noche fue consagratoria, pero deberá revalidarla. A González se le exige eso: constancia, para derribar ese mito de ser un futbolista de las casualidades.

El nuevo ataque le favorece. Los movimientos de Funes Mori y Berterame o Aguirre le ayudan a capitalizar espacios o vacíos para aparecer en posición de gol. Frente al León se confirmó la sospecha de que González puede ser ese eslabón ofensivo que llegue desde atrás mientras los puntas arrastran marcas.

El trabajo "sucio" de Romo también influye para dar certezas en el medio. Compatibiliza más con Celso Ortiz que Kranevitter. Romo es austero, pero efectivo y ayuda.

Pero quizás el problema de Rayados está en los riesgos que asume al defender, más por sistema que por aptitudes del rival. Se tira muy atrás. A Vucetich le gusta descansar sin la pelota. No es extraño que el León haya tenido más posesión, pese a ser demolido a goles.

En todo caso, el estilo de Rayados no valora tener tanto la pelota, sino saber usarla cuando la tiene. Salir rápido, saltar líneas, precisión y ganar metros arriba. Si todo esto es acompañado por goles, definitivamente, la ecuación cierra.

Histórico