DOMINGO 25 FEBRERO, 2024

El legado continúa

Miércoles 29 de noviembre de 2023

Por si cabía duda, Tigres Femenil confirmó ser el equipo más grande en la Liga MX Femenil. ¿Por qué? Porque pasan las cabezas tácticas de entrenadores, pero las jerarcas del campo siguen ganando y enseñando el ADN a las nuevas generaciones.

Su campeonato es eso. La esencia de un grupo de jugadoras que han estado en cada uno de los seis títulos que la rama ha cosechado para la institución, que avanzan entre ellas, se convirtieron en mentoras para las más jóvenes y siguen marcando la pauta acelerando en los momentos en los que muchos se quiebran: la presión.

Rangel, Mercado, Villarreal, Ovalle, Antonio y Cruz se reforzaron con Ferral, Espinoza, Mayor, Sierra y Santiago. Formaron una dinastía que se extendió y, aunque a veces puedan perder la brújula del subjetivo ‘buen futbol’, encuentran los caminos para ganar. Lo más valioso de este grupo de jerarcas es que el conocimiento adquirido no se queda con ellas, sino que se transmite a nuevas generaciones (Montoya, Delgado, Villanueva, Medina, Contreras, Ramírez), un fenómeno que solo se puede ver pocas veces.

Encima, genera sentido de pertenencia en todas sus áreas. La afición crece cada vez más en las afueras de Nuevo León, con niñas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores portando jerseys exclusivos de Femenil y que llevan dorsal y nombre de una de las campeonas de México. Lo mismo con el equipo que opera tras bambalinas, todos coinciden en que hay un ‘algo’ especial cuando Tigres te toma.

La esencia de la vida con el nacimiento de los bebés Kenzo y Nova de Mayor y Sierra, han traído luz al vestuario y un ambiente distinto a otras etapas. Aunado a Zidane, el hijo de Konya Plummer, las risas no faltan con los pequeños elementos auriazules. La cualidad que dio Alex Chidiac denominando a los creadores de la serenata previa a la Final como “los hinchas más apasionados del mundo”, cuando venía de jugar un Mundial en su país.

Y algo distinto, un fuego pasional en la tercia española que dirige al equipo. Van hacia adelante, tienen motivación y uno en especial, un protector y guía desde el cielo al cual fue dedicado el título.

Tigres Femenil sigue dejando muestras de su ADN ganador y que aparece en las horas cero. Porque se fue Bato, Villa Zevallos pasó, llegó Medina, dijo presente Moscato y ahora Mila. ¿Qué siguió? Tigres, campeón otra vez. Las más grandes.

X: @quirino_galvan

Histórico