VIERNES 27 NOVIEMBRE, 2020

El final se disfruta más

Jueves 01 de octubre de 2020

En el futbol mexicano no importa estancarse, porque siempre existirá la posibilidad de levantarse con una buena noche. De poco sirve preocuparse por un mal resultado, si el formato permite que con un triunfo a la siguiente semana todo vuelva a la 'normalidad'. Y Tigres lo disfruta.

Para evaluar el torneo de los regios basta con aplicar lo mismo que en los torneos anteriores. Eso de que 'empezamos flojitos, pero después mejoramos' es algo que guste o no, sigue aplicando. Ahora, en un abrir y cerrar de ojos, se hicieron quintos y tienen en sus manos el destino de clasificarse directo a los Cuartos de Final.

Bien por ellos. Esa racha de cinco juegos sin ganar que comenzó contra Toluca y terminó hasta ganarle a Santos les hizo abrir los ojos. De eso a que alguien los etiquete como favoritos, bueno... la diferencia es mucha, pero es una realidad que a la Liguilla le es indiferente si uno de sus integrantes fue irregular durante el semestre o siempre se mantuvo en el camino del bien.

Por años, Tigres nos acostumbró a ser un club de postemporada y no porque en la fase regular no diera garantías, sino porque con sus constantes campeonatos se hizo evidente que los jugadores se empeñaban más en funcionar cuando les apretaban las tuercas.

En este Guardianes 2020 no creo que algún aficionado del futbol los vea fuera del grupo que accederá a la fiesta grande. El Repechaje lo tienen prácticamente asegurado en dos jornadas más y eso habla sí, de la constancia de mejorar, pero también de lo fácil que fue salir de un mal momento.

Le ganaron a Santos, Querétaro y Rayados y de pronto se hicieron uno de los clubes a vencer, traicionando todo concepto de que su futbol había caducado. Uno tampoco puede irse con la finta de que todo es perfecto, aunque claro está que mejoraron y aprovecharon el formato del torneo para llegar en buena forma al cierre.

A la Liguilla no importa en qué posición entres, sino con qué forma lo hagas. Pasaron de tener la bronca de quedarse sin portero a lograr una racha de tres juegos sin recibir goles. Por cosas como esas es que se ganan un respeto que los hace contendientes en la posición que estén.

Nadie puede olvidar que el sistema de Ricardo Ferretti da muchos problemas, pero tampoco se puede negar que cuando de cambios se trata, es un acierto. ¿No? Pregúntenle a Nicolás López.

Es imposible no querer u odiar a Tigres cuando sigue demostrando ser un club de carencias en los inicios, porque ya todos sabemos cómo va a terminar la historia.

Histórico