DOMINGO 24 ENERO, 2021

No la frieguen

Lunes 11 de enero de 2021

Así como el error arbitral es parte del juego, también es una lástima recurrir al VAR como si se tratara de una obligación. Lamentablemente el criterio es muy distinto a la falta de capacidad.

Esos que dicen que el nivel del arbitraje en el futbol mexicano está en crisis se ven hasta como expertos en la materia ante actuaciones tan malas como las de Adalid Maganda, que pitó el Toluca-Querétaro con fallas de escuela que, de verdad, no se deben permitir.

Muchos árbitros se las dan de quererse sentir la autoridad máxima dentro de la cancha y por querer ser los protagonistas, terminan incomodando a los jugadores, quienes realmente son los que ocupan esa etiqueta.

El caso de Maganda no es el de un silbante que se distinga por ser carismático, pero tampoco por ser prepotente, o al menos no entre la opinión pública, aunque no es la primera vez que está en el ojo del huracán.

De verdad que recibir un jalón de orejas parece lo mínimo ante desarrollos tan imprudentes como el del domingo. El gol anulado, el jalón no visto y la mano en el área, por mencionar las situaciones más controversiales, desnudaron la poca valentía de algunos árbitros en la Liga que simplemente no tienen forma de presentarse con carácter.

Leí un comentario de que si lo congelaron no fue por racismo, sino por incapaz. Y vaya que coincido.

Muchas veces nos quejamos del video arbitraje que, porque le quita sabor al deporte, porque hace que el futbol sea de mayor cuidado y no de mayor coraje, pero nadie le da su lugar cuando hay errores tan claros como éstos.

No es la primera vez que el VAR es un tema en México y me angustia saber que una parte de los comentarios señala que "no sirve para nada" o que "perjudica más de lo que beneficia". Señores, esto se trata de justicia, no de criterio.

Mientras más avanzamos, más confirmamos que la Liga necesita sí o sí tener a los oficiales en las cabinas y reforzar otras áreas de interés como la tan castigada división femenil.

El arbitraje perfecto no existe y sí, las fallas suceden en todos los países, como también ocurren en momentos importantes de Finales y juegos decisivos, no sólo en una jornada 1, pero qué lamentable seguir hablando en negativo de una Liga que se autodenomina estar en constante crecimiento y todo por culpa de un silbante.

El nivel de tolerancia de la Comisión tiene que ser mayúsculo si de verdad queremos tener árbitros a los que no les dé lo mismo equivocarse, o entonces dejemos de quejarnos de que es uno de los puntos más flacos de nuestro futbol.

Twitter: @Adrian_MQ

Histórico