SÁBADO 08 MAYO, 2021

No restemos méritos

Lunes 08 de febrero de 2021

A Tigres hay que aprender a quererlo u odiarlo, pero siempre respetando los méritos que sus acciones. Que le hayan ganado al Palmeiras no fue porque el rival haya sido malo o porque fuera un golpe de suerte, sino porque de verdad, los regios hicieron de todo para lograrlo. Dejemos de buscar salidas para no señalar su avance.

En estos torneos que duran apenas una semana y donde los equipos juegan uno, dos o tres partidos únicamente, las formas no terminan por ser el factor más importante y menos para un club con el contexto histórico de Concacaf, con eso de que jamás antes se habían instalado en la Final.

Leí comentarios de gente que señaló que los brasileños no tenían calidad. Es lamentable pensar así. Simplemente no pudieron, se toparon y no fueron capaces de mostrar en el marcador la poca superioridad que tuvieron a ratitos.

Tigres está donde está porque se lo merece. Qué bueno para ellos que el arbitraje no fue un tema, ni las bajas del rival, ni nada: fue futbol puro y eso, para efectos del espectáculo, se agradece.

El futbol les hizo justicia. Ya no nos creamos ese cuento de que Palmeiras llegaba a este partido en su mejor forma, pero tampoco supongamos que se trata del peor club de siempre. ¿Por qué la crueldad con la realidad futbolística? ¿Por qué la envidia? ¿Por qué no aceptar que hubo un ganador que jugó de buena forma?

Gignac, Chaka, Salcedo, Carioca. Figuras hubo, jugadores en buen momento están y como pocas veces sucede, no vi que los fanáticos criticaran a Ricardo Ferretti. Todo se combinó.

A Tigres no le queda más que aprovechar la oportunidad de oro que tienen enfrente. No nada más se trata de medirse a los mejores del mundo, sino poner en alto el nombre de su institución, de la Confederación y del país.

No nos molestemos con desnudar sus debilidades. Analicemos al club por lo bueno y lo malo partiendo del hecho de estar en un lugar privilegiado. El tren de las oportunidades sólo pasa una vez.

Dicen que al segundo lugar nadie lo recuerda, pero acá creo que será todo al revés por tratarse de algo inesperado y sobre todo, histórico para la Concacaf y el futbol mexicano.

Jugaron muy bien en general, pero quedó claro que las individualidades ayudaron bastante. Claro está que, aunque no fueron favoritos, ya no son vistos como un escalón más y eso sólo se logra a base de resultados.

Tigres jugará la Final porque escribió su historia con logros y a partir de ello, aparte de su éxito en años recientes, merecen respeto.

Histórico