SÁBADO 08 MAYO, 2021

Los naturalizados

Lunes 08 de marzo de 2021

La posibilidad de que Rogelio Funes Mori se sume a la Selección Mexicana abre el debate del alcance que pueden llegar a tener los naturalizados en nuestro país y sin que eso signifique de entrada algo muy positivo, tampoco puede ser visto como algo malo.

¿El nivel del futbolista mexicano está por encima del extranjero en la actualidad? ¿Por qué se sigue pensando que está mal que se convoque a un naturalizado y se le 'resten' oportunidades a los locales? ¿Qué de malo tiene sumar a un jugador que está en un gran momento individual?

Si el argentino -en este caso- tiene mejor rendimiento que el mexicano, no debería representar un problema que sean elegibles a la Selección. En el Tricolor deben estar los mejores, no los que más raíces tengan de esta tierra en su árbol genealógico.

Funes Mori ha marcado 119 goles en casi seis años. ¿Qué país no quisiera contar con un jugador que tiene en promedio casi 20 anotaciones por temporada?

No tiene por qué menospreciarse lo propio, ni mucho menos. Sé que hay futbolistas mexicanos de calidad en la Liga y el extranjero, no dudo de esa capacidad, aunque tampoco me parece ideal reclamar que con este tipo de acciones se les restan oportunidades a los de casa.

Henry Martín, Raúl Jiménez, Alan Pulido y José Juan Macías, por mencionar los casos actuales, distinguen una generación muy buena entre jóvenes y experimentados que pueden ofrecer mucho oficio a la delantera de la Sele, pero claro que siempre se puede mejorar.

Por años se ha discutido sobre los pros y contras de sumar naturalizados. Yo no le veo lo malo siempre y cuando la exigencia siga siendo a tope y se ganen su lugar, que no sean de paso o uno más en la lista y realmente pasen por un buen nivel.

Que se integren a una convocatoria representa en simultáneo que un mexicano no pueda asistir, aunque no tiene por qué verse siempre como que existe un perdedor. Pasa que nos encanta sentirnos las víctimas y es ahí donde, al no lograr un objetivo, hay que señalar culpables.

Y no es que Rogelio sea la solución, simplemente que es uno de los jugadores más rentables de la Liga en la actualidad y tiene el deseo de integrar al Tri. Siempre y cuando sea del gusto de Martino, ¿qué problema tendría?

Ha demostrado madurez, mejoría, crecimiento y más importante aún es que nunca comió banca desde que llegó a Monterrey en el 2015, lo que refleja constancia. Con 30 años tiene todo para sumar.

Twitter: @Adrian_MQ

Histórico