MARTES 26 OCTUBRE, 2021

Resurgimiento femenil

Jueves 07 de octubre de 2021

En los últimos años, algunas jugadoras han levantado la voz en contra del personal que, de una u otra manera, han abusado de ellas, y hoy, el mundo está viviendo uno de los momentos más importantes en el futbol femenil.

Colombia, México y España se manifestaron en años anteriores, mientras Estados Unidos, Venezuela y Australia revelaron en las últimas semanas el abuso que recibieron por algunos directores técnicos, compañeras y cómplices. Y no todo tiene que ser por lo sexual, el acoso físico y verbal, discriminación, manipulaciones y persecuciones de otro tipo también entran en este punto.

No es ningún secreto que el futbol femenil nació en un ambiente machista, donde la mujer debería aceptar cualquier trato y dar las gracias, porque nos daban a entender que nos estaban haciendo el favor de permitirnos jugar “su deporte”.

Tristemente, el machismo no sólo existe entre hombres, hay mujeres que concuerdan con esos pensamientos, haciendo todavía más graves estos asuntos porque hace desconfiar de todos. Tal como pasó en la NWSL donde anteriormente ya se habían manifestado estos abusos de entrenadores y ninguna de las mujeres a cargo hicieron algo.

Pero, ¿por qué todo esto es importante? Porque la mujer ya tiene voz. Cuando una jugadora tiene la valentía para reportar un abuso, le da la fuerza a su compañera para hacer lo mismo. Porque el miedo aún es mucho, la desconfianza a que algo va a cambiar o alguien te va a creer sigue existiendo. Pero hoy, ya hay más gente poniendo atención, y por lo menos en el caso de la NWSL, la FIFA ya avisó que habrá consecuencias.

La Liga de Estados Unidos paró actividades la jornada pasada, pero volvió este miércoles con una imagen de unión y esperanza: al minuto 6, jugadoras titulares y de banca se abrazaron en el círculo central mandando un mensaje de solidaridad con quienes han sufrido abusos. Un minuto por cada año que pasó del 2015 al 2021, tiempo que pasaron Sinead Farrelly y Meleana Shim sin ser escuchadas. Una imagen que te pone la piel de gallina.

Mensajes y acciones como estas levantan la ilusión de que todo va a cambiar. Empoderan a las jugadoras y abre los ojos ante situaciones negativas normalizadas. Obligará a las Federaciones a crear espacios seguros donde las mujeres podrán dedicarse a entrenar y mostrar su talento en la cancha, sin miedo.

Histórico