MARTES 26 OCTUBRE, 2021

Arbitraje de lágrima

Miércoles 13 de octubre de 2021

Se fue una fecha más de la Liga MX Femenil y vaya que tuvo de todo. Lastimosamente, no todo puede ser color de rosa y hay varios aspectos negativos en una jornada que bien pudiera ser un punto de quiebre para el futuro de este certamen, el cual debe quedar en claro que es un certamen PROFESIONAL y no una Liga de barrio. Y sí, en mayúsculas para que quede claro.

¿Por qué lo digo? Porque parece ser que en la FMF y Comisión de Arbitraje siguen viendo a dicho torneo para que los árbitros (as) se fogueen, tomando en cuenta que la Liga MX es como tal su producto más importante, eso lo sabemos todos.

Es de verdad indignante la mala calidad de arbitraje que se hizo presente este fin de semana: desde jugadas tan puntuales como un simple tiro de esquina clarísimo (recuerdo el coraje que tuvo Katty Martínez por ello ante Rayadas, teniendo completamente la razón), hasta cuestiones de ya tener una mala comunicación/expresión hacia las jugadoras.

Lo que declararon tanto Carlos Pérez, estratega de Cruz Azul, y Jesse Palacios, DT de Necaxa, sobre Katia Itzel (central) y Mayra Mora (abanderada), respectivamente, es bastante grave. Sí, son la autoridad en la cancha, pero ya referirse a las futbolistas con que una es árbitra mundialista con prepotencia y otra llamando "payasita" a una futbolista, es como para sancionarlas a ambas.

Errores por todos lados: a Cruz Azul lo acuchillaron (roja para León y no se marcó penal a favor), el primer gol de Atlético de San Luis es una clarísima mano de Emily González (que todavía tuvo el descaro de festejar como si nada), Nayeli Rangel (Tigres) jugó de a gratis, debió ver la roja, Alejandría Godínez (Rayadas) se adelantó en el penal de Katty, Cassandra Montero (Chivas) se la pasó pegando de lo lindo y nunca vio la segunda amarilla, un tanto mal anulado a Pachuca, mismo que había sido una gran jugada colectiva de las Tuzas y que Esbeydi Salazar nunca estaba en fuera de lugar, y así nos la podemos seguir con tantos ejemplos.

Esto ya va más allá de no tener VAR, son cuestiones mal empleadas que lucen hasta básicas, porque he visto infinidad de saques de banda mal hechos por una u otra jugadora y a los árbitros auxiliares se les pasa de noche.

Estoy a favor de jugadoras como Selena Valera (América), que utilizó sus redes sociales para exponer su molestia ante una pésima labor arbitral, así como aquellos entrenadores que no le temen a decir las cosas como son en las ruedas de prensa. Esto tiene que cambiar y pronto, porque insisto, no es un torneo como para andar fogueando gente en el ámbito arbitral.

Hoy son simplemente uno o tres puntos que se le van al equipo que usted me diga, pero en una Liguilla, malas y hasta infantiles decisiones arbitrales le pueden el costar el torneo a cualquiera. No se vale...

Twitter: @Jc_Monroym

Histórico