SÁBADO 13 AGOSTO, 2022

¡Qué oso!

Miércoles 06 de julio de 2022

No sé ni por dónde empezar a hablar de lo decepcionante que ha sido el Premundial de Concacaf en Monterrey, y no precisamente por la actuación de las jugadoras, quienes se han matado en la cancha por dar espectáculo a una temperatura a la que no están acostumbradas, sino por la atmosfera que se vivió en los dos estadios: el Universitario y el BBVA.

Ver a la Selección Mexicana jugar frente a poco más de 5,000 aficionados, al campeón del mundo (Estados Unidos) con alrededor de 2,000 hinchas y al campeón olímpico de Tokio 2020 (Canadá) con 500 personas, es inexplicable.

Definitivamente, esperaba muchísimo más de la afición regia. Hoy ya me pregunto si realmente son la mejor afición, si hay un apoyo real al futbol femenil o si solo es fanatismo a Rayados y Tigres transferido a una nueva rama.

Igual no se carga todo a ellos, sino a la falta de publicidad para este torneo. Los medios ayudamos, pero hubiera sido increíble ver la ciudad pintada con temática del certamen. Faltaron panorámicos, para buses, camiones rotulados y muchos más medios publicitarios con las caras de las figuras, por mencionar algunas opciones. Un poco de ganas de atraer a la gente.

Toda la publicidad se concentró en los boletos, que solo Rayadas, Tigres y Selección Mexicana promocionaban en sus redes, llegando a un mercado muy limitado y exclusivo. ¿Así cómo?

Ni modo, Nuevo León quedó mal parado frente a México y todos los demás países participantes. Ojalá de perdido para Semis y Final, veamos una buena cantidad de aficionados... que sin el Tri jugando en esas instancias, lo veo todavía más difícil.

Histórico