LUNES 15 ABRIL, 2024

Se abre la brecha

Miércoles 25 de enero de 2023

Regresaron las goleadas en la Liga MX Femenil. Y no, no está bien porque ya se había avanzado en esto. El torneo pasado hubo pocas, (menos que las que llevamos en tres jornadas de éste) y las más abultadas las recibió Mazatlán, extraño (¿?).

Estamos en el entendido que la máxima expresión de espectáculo en el futbol es el gol, entre más mejor. No hay quien debata eso. El problema está cuando sucede a menudo. Podemos entender que hay “accidentes” en el futbol que terminan con una goleada histórica, como la de Bayern a Barcelona o la de Chile a México. Pero el que en una liga profesional se den resultados tan abultados (9-0, 7-0, 10-2, etc.) no habla bien de la misma.

La brecha entre los equipos de la Liga MX Femenil parecía que se había reducido. En el Apertura 2022 hubo cuando mucho 3 partidos con marcadores abultados (una diferencia de más de 6 goles) y eso lo celebrábamos. Había quedado en el pasado resultados con más de 10 goles de un lado y parecía que las cosas se ponían parejas.

Y no es que Tigres, Pachuca, Rayadas, Chivas y América sean las culpables de todo esto. Se les agradece que cada torneo siguen invirtiendo en traer mejores jugadoras y mejoren (en algunos casos) los sueldos.

El problema es que para algunos equipos (los mismos de siempre) el futbol femenil lo siguen viendo como un requisito, para llenar la casilla de aprobación y así puedan seguir siendo parte del futbol mexicano. No se les ve ni la más mínima intención de hacer un proyecto real como los arriba mencionados.

Los esfuerzos que hacen las Tigres se aplauden. Intentar hacer alianzas con equipos como Bayern o Angel City. Buscar amistosos en Estados Unidos es una gran oportunidad de salir de la burbuja de nuestra liga y darnos cuenta en donde estamos.  Copas como en la que participó Rayadas en Portland dejan tremendas enseñanzas a todo el entorno.

Pero si volteamos a ver lo que ha hecho Mazatlán, por ejemplo, agüita mucho. Y ojo que las menos culpables son las jugadoras, esto se tiene que escalar a los altos mandos del equipo. El torneo pasado fueron las que más goleadas recibieron. Este torneo ha sido de pesadilla.

Ojalá y esa brecha vaya disminuyendo más adelante y que los directivos de estos equipos le pongan realmente el empeño que merece el futbol femenil. La prueba de que funciona la tienen justo en sus narices con los equipos que son protagonistas desde el nacimiento de la liga.

Twitter: @sergiotrevino9

Histórico