MARTES 23 JULIO, 2024

Y sigue la mata dando...

Miércoles 26 de abril de 2023

Se ha normalizado la violencia en los estadios. A tan sólo una semana que se aplicara el Fan ID de manera “obligatoria” para entrar a los inmuebles, sigue haciéndose presente las tensiones a las afueras.

Cada semana en este torneo hemos visto por lo menos un incidente con estos salvajes que lo único que hace es ir a soltar sus frustraciones a los partidos de futbol. Usan como excusa el que sus equipos pierdan, una mala marcación arbitral, que el rival meta gol, que el aficionado contrario celebre un gol o que se yo, el chiste es pegarle al primero que se atraviese.

Y es que por más que se haya implementado el famoso Fan ID para tener a todos identificados, los esfuerzos se quedarán cortos por la simple razón que los castigos no están a la altura. Sigue siendo la impunidad el mayor de los problemas. Si te involucras en una bronca, en unas cuantas horas quedas libre si es que llegas a pisar la cárcel o los anexos, no existen castigos ejemplares.

Los mismos dueños del futbol no quieren terminar con el problema porque ya son parte de ello al permitir que sigan ingresando sin control la mayoría de las barras. Ahí está el problema, porque de los últimos videos compartidos con tema de violencia en los estadios, todos, absolutamente todos los agresores son parte de alguna barra, salvo en Mazatlán que eran delincuentes uniformados de policías.

¿Qué tantos intereses hay en estos grupos de choque para los dueños? ¿O ya no pueden con ellos? Entiendo que en algunos casos dan un gran color a los estadios, pero si no saben cómo comportarse en sociedad o no aceptan cosas tan simples como que tu equipo pierda y generan violencia, entonces no deberían estar dentro de nuestros recintos.

Las penas por estar involucrados en una bronca deberían ser de muchos años y un veto de por vida a los mismos, a todos parejos. Les aseguro que al estar encerrados por un buen tiempo y prohibiéndoles el acceso dejarán de suceder estas cosas.

El Fan ID es un buen inicio, pero faltan muchas cosas para erradicar estos actos. Urgen guardias de seguridad capacitados para contener a los agresores, muchas más cámaras de vigilancia, más elementos de seguridad pública, arcos detectores de metales en las entradas, pero todo esto no sirve si las penas no son más severas.

La última, pero creo que jamás pasará en México: prohibir el consumo de alcohol. Suena tonto a la primera, sin embargo, en muchos estadios del mundo lo hicieron y la violencia se redujo en casi un cien por ciento, difícil pensar que suceda esto último por los intereses comerciales que esto conlleva, no obstante, podrían limitar el consumo del mismo como un inicio.

El futbol es de todos, es familiar, pero el asistir a un estadio con la familia en estos días es muy arriesgado. Nunca falta un animal que no se sepa comportar en sociedad.

 

Twitter: @sergiotrevino9

Histórico