VIERNES 28 FEBRERO, 2020

El negocio llamado Futbol

Domingo 12 de enero de 2020

El futbol se ha vuelto, desde hace muchos años, en un negocio en el que la globalización ha acortado y alejado, a la vez, distancias de manera importante.

Como dice Valdano: “La globalización es un proceso que está 'juntando' algunas partes que permanecían aisladas y está haciendo necesario entender al mundo como un todo”.

Siguiendo con la idea anterior, ¿por qué digo que en ambos sentidos (acortar y alejar) como un todo? Porque se ha reducido la distancia a través de la tecnología: el Internet y streaming, ya que hoy en día los niños y jóvenes conocen más a jugadores de elite o equipos “mundiales” que los propios clubes locales. ¿Quién no tiene un jersey de un equipo elite como: Barcelona, Real Madrid, Juventus o PSG y jamás ha pisado un estadio europeo?

¿Por qué ha alejado las distancias? Por la simple razón de que el poder económico de los equipos ha dividido mucho más a los clubes ricos de los pobres, en los que la “pelea” entre los grandes y poderosos, económicamente hablando, es mucho más atractiva para el aficionado que la búsqueda exhaustiva de un partido de la esperanza ente el “David y Goliat”.

Complementando lo anterior, agrega Jorge Valdano en su libro (“Futbol: el juego infinito”): “La globalización consagra una feroz realidad: Eres grande o la muerte sólo es cuestión de tiempo. Estaremos entretenidísimos viendo por televisión cómo se enfrentan ricos contra ricos”.

En cuanto a la globalización empresarial, menciona lo siguiente: “En un mundo que está en constante desarrollo y, con una globalización muy marcada, los negocios han tenido la necesidad de expandirse o estancarse”.

Las Ligas y clubes menos atractivos empiezan a caer en este mundo tan exigente de calidad del contenido: “Intentarán sobrevivir muchos clubes heridos de muerte ante la indiferencia de todos nosotros”. La Liga MX hace todo su esfuerzo por integrar a los aficionados y asistan a los estadios o las televisoras que tratan de incentivar a prender la TV, pero muchos equipos se empecinan en “jugar a la contra”, armando plantillas cuyo objetivo es solamente permanecer o subsistir.

Esta indiferencia trasladada al ámbito deportivo es sinónimo de permanecer en el negocio con equipos “grises”, que no intentan crecer ni ser rentables, sino simplemente sobrevivir.

La globalización de los negocios presenta nuevas oportunidades y amenazas para gobiernos, empresas e individuos y hasta al mismo negocio del futbol. Si no se acoplan a la internacionalización para el crecimiento en todos los sentidos, “la muerte es cuestión de tiempo…”.


Twitter: @rgarciacr

Histórico