VIERNES 21 JUNIO, 2024

Otra película, mismo final

Lunes 20 de mayo de 2024

Rayados volvió a quedar en las puertas de una Final y va rumbo a cinco años sin ser campeón de Liga. Cambió DT, jugadores, pero el resultado fue siempre el mismo.

Hace un año atrás la culpa era de Vucetich y sus formas, que no les gustaron a los directivos y no tuvieron reparos para cortar “el proyecto”.

Pasaron 366 días (año bisiesto) de aquella tarde-noche de lluvia que Córdova condenó a Vuce. ¿Y qué cambió? Rayados fue eliminado nuevamente en Semifinales, pero con otra cara que jugaría a favor de la continuidad del entrenador.

El discurso de aquellos defensores de lo que les conviene irá hacia los jugadores. Intentarán limpiar la imagen del DT a toda costa, cuando él fue el que regaló la Ida en su propia casa.

No hay que saber tanto de futbol para analizar lo que hizo Ortiz. Gallardo jugó 30 minutos en la Ida del Clásico y apenas unos segundos en la Vuelta. ¿Qué hizo el entrenador? Lo puso de inicio en la Semi de Ida con La Máquina.

Tecatito Corona y Rodrigo Aguirre terminaron siendo las esperanzas del DT. Uno no jugó en casi toda la temporada por problemas psicológicos que afectaban lo futbolístico y el otro lleva meses sin poder convertir.

Canales arrancó como titular detrás de Berterame y acabó siendo el 5, el contención, el que recibía la pelota a la par de los centrales. Romo pasó de ser titular a estar borrado. ¿Y Maxi Meza? El capitán que sacaron en el entretiempo.

A pesar de la ensalada que armó el entrenador, Monterrey estuvo a solo un gol de llegar a la Final. Regaló un tiempo en el BBVA y otro en CDMX. Nunca encontró la vuelta a la situación.

Si Ortiz se queda y pretende ser campeón, o al menos llegar a una Final, tendrá que hacer una limpieza de plantel. Poncho González, Stefan Medina, el propio Andrada, Moreno, apellidos que aparecen en cada una de las frustraciones en los últimos años.

A Rayados le falta un central de jerarquía que acompañe a Guzmán, un volante con llegada, un extremo y un 9 que sea regular. A Berterame lo salvaron los dos goles contra Cruz Azul porque su semestre no fue bueno.

Tato Noriega y Tano Ortiz tendrán 21 días para tomar decisiones, para hacer y deshacer, pero ya quedó claro que con lo que tienen no les alcanza. Esas épocas de conformarse con eliminar al clásico rival ya pasaron de moda.

Histórico