DOMINGO, JUNIO 16, 2019

Los Tata Boys 

Sábado 08 de junio de 2019

Justo antes de llegar a la antesala para jugar la vacilada llamada Copa Oro, que se organiza en Concacaf para hacerle creer a los mexicanos que son una superpotencia, llegó el penúltimo ensayo del Tri frente al equipo de la beisbolera Venezuela.

Como para ir entrando en confianza, la dirección ejecutiva del Tri les consiguió a Los Tata Boys un partido de alta envergadura ante Venezuela, para irse preparando a la hora de enfrentar a las poderosísimas tropas de Martinica y Cuba.

De hecho, dicen que intentaron contactar a la selección de Nueva Guinea para este partido previo, pero como no todos los muchachos de esa escuadra tenían tachones para jugar, pues no se pudo hacer el guiso y por eso mejor consiguieron convencer a los Zulianitos.

El Tri remozado, con muchas caras nuevas, de hecho, casi todas, con Jiménez en eje de ataque y Guardado, guardado en la banca, los mexicas intentaron hacer un futbol práctico con Carlitos Rodríguez como pivote y comandante de operaciones en la plataforma de lanzamientos.

El volante de Rayados tuvo un escenario y un rival a modo para lucir, al igual que el resto de la compañía que esa noche vistió de negro.

Hace tres años, visualizar a un Fernando Navarro de titular como lateral volante por derecha, impensable. El chaparrito, del León, hacía ese mismo trabajo en el Atlante campeón del profe Cruz; luego en Tigres se pasó dos o tres años sacándole lustre a la banca felina con las nachas y para su suerte lo rescató León. 

Con Orozco en el arco y jugadores como Gallardo, Alvarado, Reyes, Edson, Pizarro, Jiménez, Guti, Araujo y luego otros noveles como Arteaga, Sánchez o Angulo no esperes gran cosa.

Son buenos jugadores y hasta ahí. Es un grupo muy nuevo y si la gente está comenzando a pensar que tiene una gran Selección, bajemos un poquito la música. Paremos la fiesta.

Éste es un conjunto de futbolistas de buen nivel, pero ninguno es de otro planeta. Los jugadores diferentes tipo Vela, Chícharo, Corona, Herrera o Lozano, no estamos seguro que en algún momento de sus vidas les dé su gana vestir la devaluada camiseta nacional que los directivos han abaratado cañón.

Eso de que se la pongan cuando se les hinchen, no está chido.

Los directivos tienen la culpa. Cuando Vela dijo: NO... Ok. Tan-tan. Se acabó. Nunca más. Pues no... 

Lo volvieron a invitar y cuando él quiso, regreso. Luego le dieron permiso a uno y a otro y a otro, por equis o zeta circunstancia. Total, que ahora ya no mandan convocatoria; ya mandan invitaciones y el que no tiene nada mejor que hacer (buscar equipo, un bautizo, descansar, hacerse una cirugía estética de nariz y orejas, o una carnita asada con la raza) responde y confirma su participación. Para que le pongan asiento, lugar y tabla. 

Esta Selección está muy, muy verde. Contra Venezuela no puedes sacar conclusiones precipitadas. Aunque hubiesen jugado contra Alemania u Holanda y recibido tres o cuatro goles habría sido un factor para determinar lo que se puede o no esperar de esta Selección de los Tata Boys, por una sencilla razón: es un equipo en formación. Si a la Selección del Mundial pasado, un plantel maduro, la mayoría con tres mundiales a cuestas, no podías esperar gran cosa, menos estos que algunos andan apenas gateando en esto de defender un representativo nacional mayor. 

No digo que no puedes exigirles, digo que no es el momento. 

Ahorita son un grupo de buenos muchachos que juegan futbol y sólo eso... 

¿Alguna duda?

Histórico