MARTES 04 AGOSTO, 2020

Rayados "no existió"

Lunes 29 de junio de 2020

En Rayados nadie quiere acordarse del desastroso torneo que el equipo estaba reflejando en la cancha y en las posiciones hasta que llegó la pandemia.

No había ganado un solo partido en 10 fechas hasta que lo salvó la campana. El Clausura se canceló por razones obvias, pero el papelón quedó registrado. La contingencia, dentro de todo lo malo, futbolísticamente le jugó a favor a Rayados.

Mohamed, siempre dispuesto a hablar sin demasiados filtros, dijo en declaraciones recientes que el Clausura “no existió”. Y avanzó más sobre la idea: “ya no existe en ningún lado ese torneo y seguimos siendo los campeones”.

El encierro seguramente también le benefició a Mohamed para proyectar el futuro desde lo conseguido hace medio año atrás, sin tomar en cuenta el antecedente más fresco de Rayados que es lo que realmente vale: un medio semestre catastrófico, humillante para el campeón.

Visualizar lo que viene apoyado en un éxito del pasado no ayuda a dimensionar la actualidad. En todo caso, los errores cometidos en los meses anteriores inmediatos tienen un espejo más razonable.

Si tú como entrenador borras de la cabeza la mala experiencia reciente, es poco probable que puedas trabajar con base a una referencia clara.

El mismo discurso bajó a la cancha. Montes, que tiene la cabeza en Europa, también se refirió al trunco Clausura. El torneo pasado es un torneo para el olvido, se canceló y nadie se va a acordar, se van a acordar porque se canceló”, dijo el central. Declaraciones tribuneras que no le hacen bien al equipo porque lo confunde.

Sin entrar en detalles finos en la lectura que se le puede hacer a la romántica arenga de los protagonistas, la conclusión va en dirección contraria: en Rayados continúan considerando al fracaso como una variable más de un momento y no como un suceso determinante que sirva como punto de apoyo para reaccionar y reconsiderar su hoja de ruta.

Tampoco hay que olvidarse de cómo fue campeón: literalmente fue un milagro. Ese eléctrico cierre de 2019 fue un oasis entre tanto futbol mal encausado desde la época de Alonso, con muchos cuestionamientos y sucesos negativos en fila que venían, incluso, desde la primera era Mohamed.

En todo caso, en Rayados la productividad no necesariamente ha sido siempre consecuencia de lo funcional. Cuando hubo goles, taparon muchas cosas y cuando nos los hubo, desnudaron otras. En el Clausura pasado se dio mucho de esto.

Pero en Rayados no es nuevo la falta de un mea culpa. Es un patrón de conducta acordarse sólo del éxito y ningunear los fracasos. Sin autocrítica y con mucha prepotencia por lo que alguna vez fue o dio el equipo, en el Monterrey se sigue perdiendo de vista la humildad para reconocer y reconstruir desde el pozo. Un campeón debe ser humilde hasta cuando le va mal.

Twitter: @Mario_Sanchez1

Histórico