MARTES 04 AGOSTO, 2020

No va a jalar

Sábado 11 de julio de 2020

Como dijo el escritor charrúa Eduardo Galeano: "Jugar sin la hinchada, es como bailar sin música"...

Y sí.

Ya regresaron los futbolistas a la cancha, los árbitros y los partidos en México. El futbol todavía no aparece, pero hay juegos que parecen interescuadras donde ni los que meten gol se emocionan, como Gignac en los dos que hace ante Chivas. 

Uno como que no entiende para qué rayos ponen a jugar en los segundos tiempos a 11 chavos que cuando comience el torneo de verdad, no van a tener oportunidad.

Jugar un partido de esta copita para un novato y jugar un partido de entrenamiento en sus instalaciones es exactamente lo mismo. No nos hagamos boeyes... 

Por cierto... 

Que nadie se extrañe si el asunto ese del futbol lo replanten los dueños de la pelota como una forma de negocio, en vista de que ya no lo será tanto jugarlo sin gente en la tribuna. No se crea que en octubre. Ya dijeron que posiblemente --po-si-ble-men-te-- en marzo y lo dudamos.

Y si el futbol de la Liga MX está tambaleándose, ni te platico la Liga de Expansión o de Desarrollo y la Liga del Balompié Mexicano. Sencillamente no podrán subsistir sin televisión porque ni al público, ni a los posibles anunciante les interesa patrocinar partidos casi casi de calidad llanera... 

El negocio era que en un poblado o una ciudad pequeña tipo Ensenada, Orizaba, Matamoros, la asistencia del público al estadio y la venta de camisetas, banderines, papitas, tortas, refrescos y cheve sostuvieran la nómina.

Pero sin gente... ¿qué razón tienen de existir?...

¿De dónde van a sacar plata para pagar a los jugadores, directivos, entrenadores, preparadores físicos, médicos, fisioterapeutas, utileros y gente que dé mantenimiento al estadio y al campo de juego? 
La verdad es que esto no va a jalar... 

---

Yo recuerdo un proyecto que encabezaron los hermanos Jaime y Manuel Rivero Santos hace más de tres décadas cuando intentaron revivir la franquicia de los Jabatos en la segunda división profesional.

Los Jabatos tienen historia en NL. Jugaron en Primera en algún momento; luego en Tercera. Desaparecieron y los Rivero, dueños de un banco y las distribuidoras de automotores que lleva su nombre, trataron de revivir esa franquicia con un sueño medio guajiro de llevarlos de nuevo a Primera.

La gente jaló, pero no era suficiente. Vaya, con las 3,000, 5,000 o 12, 000 que van a verlos no sacabas para pagar la nómina. Y ese equipo era bastante decente; ahí jugaron Pepe Treviño, Luis Hernández, Carlos Turrubiates.

El primero antes de convertirse en DT campeón en Honduras con el Motagua y el Real España; el segundo, antes de ser en el mejor goleador mexicano en Copas del Mundo (y el más exitoso tik-tokero mexicano) y el tercero, previamente fue campeón con Vuce en el León y asistió al Mundial de Estados Unidos 1994...

Aparte de ellos, al único que le fue bien en Jabatos fue al entrenador Chava Carrillo, aquel que vino de Unión de Curtidores para jugar como volante de contención en Tigres.

Chava negoció con los Rivero un pago en especie con una camioneta, la cual comenzaría lo que a la postre se convirtió en un  emporio millonario que llevó el nombre del modelo, ara transportar gente al Aeropuerto Internacional de Monterrey.  De ese pelo...

Pero el punto del comentario es que fueron muchos millones de pesos lo que los Rivero Santos le invirtieron, perdieron en ese proyecto y no jaló.  Por una sencilla razón. Aunque la gente comenzaba a seguir a los Jabatos y a la larga podría convertirse en negocio rentable, todavía tendrían que toparse con la Liga.

La Liga decide quién sí y quién no juega en Primera en una plaza donde ya hay dos clubes bien cimentados. Por eso, mejor decidieron cortar por lo sano y dejar a un lado aquel sueño guajiro. 

-----

Hoy, alguien está tratando de revivir esa franquicia en Tercera y ya hasta comenzaron con las visorías en Monterrey. 

Por "razones de seguridad" no me quisieron decir quién es el dueño del equipo, pero... Desde ahorita le aviso: no quiero ser aguafiestas, pero... tampoco va a jalar. 

Histórico