SÁBADO 08 MAYO, 2021

Planificar desde la cantera

Domingo 07 de febrero de 2021

Siempre será muy importante para nuestra filosofía futbolística conocer el perfil del club. Su entorno, su gente, y a partir de ahí identificaremos de una manera muy clara cómo encuadrar el proyecto.

En la entrega anterior comenté que en lo particular me gusta empezar a tener una gran proximidad desde los Sub 17 hasta el primer equipo para adaptar al futbolista hacia nuestra filosofía y, obviamente, al perfil del club.

En una primera etapa buscamos aprovechar los recursos internos donde seguramente encontraremos muchos buenos elementos en las fuerzas básicas.

¿Qué observar en la cantera? ¿Qué registrar? y ¿cómo elaborar un reporte?, son las preguntas a las que le buscamos respuestas. En un principio nos interesa identificar los jugadores de acuerdo con el cuadro de necesidades.

En una segunda etapa y, siempre con el pensamiento de crecer y desarrollar, se propone una división del panorama futbolístico a dos niveles: 1) geográfico y, 2) cualitativo. El segundo, de acuerdo con nuestra perspectiva, es el que va a influenciar al primero, una vez que se establece una jerarquía a nivel de la calidad.

La tercera etapa se crea un software específico donde con mucha facilidad y rapidez nos permita acceder a la información sobre los jugadores identificados.

Con un simple “click” vamos a acceder a información como edad, posición, zona geográfica, principales características, compactos de video, partidos completos, reportes, y así tener una elección fundamentada y acertada del futbolista minimizando el error.

Este departamento de análisis debe tener un espacio propio en las instalaciones del club que permita a todos los que ahí trabajan organizar, gestionar, compartir y jerarquizar la información, ya sea de las distintas categorías del club, los rivales de las distintas competiciones, jugadores prestados y base de datos de futbolistas a contratar.

Por otra parte, también es importante tener aceitada la estructura del club. Por ejemplo, la relación entre el director deportivo y el entrenador principal debe ser estrecha y coincidir en la filosofía e ideas clave.

En tanto entre el entrenador principal y el coordinador del departamento deberá salir de primera mano toda la planificación de las tareas. Asimismo, definir las variables de análisis de nuestro equipo (entrenamiento y competición) y equipos rivales.

A su vez se debe llevar el control de los jugadores prestados (elaborar un reporte semestral), jugadores a contratar (necesidad y evaluación) y preparar las tareas semanales. Elaborar reportes y actualizar la base de datos.

Pero como se trata de un trabajo en equipo, los scouts son los que tienen como tarea recoger toda esa información de los medios informativos y audiovisuales (entrenamiento y competición, estadio, TV y DVD).

Además, su función es observar los partidos de las distintas competiciones, y elaborar y entregar un reporte descriptivo, dinámico y de imagen sobre jugadores. Hay scouts para observar rivales, potenciales refuerzos, y para seguimiento de futbolistas prestados.

Es por eso que es fundamental la relación tripartita entre el director deportivo, el entrenador principal y el plantel de scouts para definir futuras contrataciones.

De esto último resultará un reporte fino que nos oriente y convenza. Escucharemos la opinión de los scouts, juntaremos la información y, de acuerdo al cuadro de necesidades, buscaremos tomar la mejor decisión para el equipo y el club.

Histórico