JUEVES 23 SEPTIEMBRE, 2021

El desafío del Mellizo

Domingo 18 de julio de 2021

A Rogelio Funes Mori no le fue bien el semestre pasado. Cerró el torneo con el pendiente de no haber podido llegar a su gol 122, cifra con la que, si la alcanza pronto, superará la marca histórica de anotaciones de Humberto Suazo.

La aspiración a ese exclusivo aparador glorioso de Rayados le generó al Mellizo ansiedad y mucha imprudencia en el área. Erró goles impensados. La presión se lo comió. Su sequía se prolongó durante 9 partidos, algo increíblemente inusual para un goleador de raza.

Curiosamente en el Tri pudo hacer los goles que en Rayados se le atoraron en la primera parte del año y aquí puede que haya razones: a este contexto, nuevo y hasta estimulante, Funes Mori lo dominó más desde el juego que desde la cabeza.

Presión sí, pero les pudieron más las ganas de demostrarse a sí mismo que está a la altura deportiva de un desafío extraordinario, que la de confirmar que su adicción al gol es todo lo que tiene en su envase.

En tal sentido, no hay dudas que Funes Mori administró mejor los nervios en el seleccionado porque no siente la carga que sí tiene en su club.

En el Tri hay muchos faros a los que se le exige luz; en Rayados, él debe energizar el foco ofensivo. O, al menos, es el mayor responsable de hacer goles. No le teme a ello, pero sí se nota y golpea al equipo cuando su camino a la red se oscurece.

En Rayados es fundamental su influencia en todos los matices de jugador y goleador. Aguirre no cuenta con otro "9" de las características técnicas y tácticas de Funes Mori.

A Janssen lo trajeron para hacerle sombra, pero el holandés ni siquiera es compatible en esa función. No es lo mismo. Si algo no tiene el argentino es atropello. Es más estilista. Un definidor más exquisito. Analizado desde este vértice se caen todas las posibles comparaciones con el europeo.

Es indudable que Funes Mori, más temprano que tarde, logrará la marca de goles que esperan en Rayados para superar la barrera del chileno. Tendrá un largo semestre para conseguirlo y su motivación será otra con el Tri como nuevo resorte emocional para reorientar sus objetivos futbolísticos.

El detalle es saber si siendo el máximo anotador de la historia del club tendrá cabida al lado de otros tantos ídolos de Rayados. Destronará a Suazo en la estadística, sí, pero hacer historia es muy distinto a ser un "histórico". A Funes Mori le seguirán reclamando cosas. Y más aún, en el Tri.

Histórico