MARTES 26 OCTUBRE, 2021

Los zurdos de Tigres

Lunes 23 de agosto de 2021

El Diente López nunca dejó de ser quién es hoy en Tigres. Incluso, hasta cuando fue exageradamente ninguneado por Ferretti en los últimos torneos, el uruguayo siempre que pudo, demostró.

Que sea hoy el goleador de Tigres y del torneo no sorprende a nadie. En todo caso confirma que lo que necesitaba López era continuidad y un técnico que le diera confianza para liderar el ataque del equipo.

Herrera entendió que el Diente le puede resolver muchas rutas de acceso al gol en un sistema de juego descarado y hasta desbocado al momento de avanzar. En ese desorden, López contribuye con movimientos rápidos para capitalizar siempre la posición más directa que lo acerque al arco.

El Diente no es un zurdo cualquiera, sino es un “distinto”. Es el único en Tigres capaz de sacar un bombazo desde media distancia cuando el partido se lo pide. Si no hay pasillos hacia el área, López tira desde fuera. Hoy es la primera opción de gol por encima de todos.

Thauvin también tiene características similares y comulga la misma idea. De hecho, cuando juegan con perfil cambiado, los dos dominan cualidades técnicas muy parecidas. Velocidad, enganche hacia adentro y… centro o tiro a portería. Hacen diferencia.

El “problema” de Herrera estará en cómo aprovecharlos cuando vuelva Gignac, se recupere Fernández y el mismo equipo le pida variantes ofensivas.

¿Diente y Florian pueden jugar juntos? Sí. Uno en cada extremo, o con López un poco más por medio como ocurrió en Mazatlán. Ese no tendría que ser un factor de duda para el entrenador y probablemente Herrera ya se imagine un ataque de puros zurdos para acompañar a Gignac.

Tigres ha tenido muy buenos zurdos desde Walter Gaitán para acá, pero nunca tuvo tantos como ahora en una misma línea ofensiva si a López, Thauvin y Fernández se les suma Luis Quiñones.

Por lo tanto, Herrera está ante la oportunidad única de hacer coincidir los botines finos de todos estos delanteros para darle más pureza técnica a los avances de Tigres, con menos centros a la olla y cumplir con lo que se le reclama: no tanta cantidad, sino más calidad de ataque.

    

Histórico