MARTES 26 OCTUBRE, 2021

Rayados tiene miedo

Domingo 29 de agosto de 2021

El futbol de Rayados miente y su ubicación en las posiciones, también. Nada es compatible con lo que quiere ser como equipo. Aguirre explica mucho, pero al ver cómo juega su equipo, es inexplicable.

La teoría de que el futbol de Rayados se verá “pronto”, también fue y es una mentira. Aguirre lleva un recorrido considerable con el equipo y no ha logrado asentar un estilo. Ni el suyo ni el que por características del plantel le demanda.

En todo caso, sí se confirmó algo: el temor a perder. Si este es el primer punto de referencia, alguien tendría que avisarle al entrenador que Rayados no está para mantenerse en la categoría arañando resultados, sino que a él lo trajeron para meterle barniz a un jerarquizado grupo de futbolistas y así amplificar su protagonismo.

Sin embargo, Rayados es un equipo común, cargado de dudas, sin generación de juego, sin plus, sin sustento, sin garantía estructural e incapaz de sostener resultados favorables.

Porque una cosa es conservar una ventaja buscando ampliarla y otra, muy diferente, es defenderla. Rayados ha elegido resistir en los partidos, corriendo mucho y haciendo poco. Su efecto es reactivo y su visión ofensiva está acotada por la falta de imaginación. A decir verdad, tampoco tiene al que imagine. Se supone que debería ser Poncho González, a quien mucho no le hierve la sangre.

Un regalo a Funes Mori y un gol de otro partido de Rodríguez fueron las dos únicas respuestas ofensivas “serias” frente a Xolos. Lo demás fue pura paja. No pateó al arco porque no tejió jugadas y no tuvo generación porque el equipo se cansa más rápido de lo que piensa.

Aguirre los pone a jalar como en una línea de producción. Son obreros de un sistema que no funciona. Si Rayados no ha perdido hasta ahora es porque ha tenido suerte. Los resultados que ha logrado son otra mentira.

Si a Poncho González no le fluye mucha pasión, a otros tantos, menos. El mediocampo no existe porque tampoco existe un plan de cómo jugar en esa zona que es altamente vulnerable. Ponga a quien ponga. Un día Kranevitter, otro día Celso Ortiz. Un día, Meza, otro Rodríguez, otro Gallardo y así sigue el quilombo en esa línea. La defensa sufre descompensaciones muy marcadas como si nadie se conociera y el ataque quizás sea lo más efectivo en Rayados, pero no se usa. 

Es decir, no pasa por ser un equipo caro o barato, sino por ser un equipo. Rayados arrastra desde hace rato muchos nombres sueltos, pero no ha formado un cuadro equilibrado.

Aguirre llegó mirando por encima del hombro, con suficiencia, con el “diploma” de Europa como diferenciador y vio todo este pasatiempo de dirigir a Rayados como “pan comido”.

Y como todo equipo es imagen y semejanza de su entrenador, por esa falta de humildad y sencillez para jugar, y por los temores naturales que lo hacen ver como un equipo chico, a Aguirre y a Rayados le están comiendo el mandado. 

Twitter: @Mario_Sanchez1

Histórico