VIERNES 26 NOVIEMBRE, 2021

Cuidemos a los talentosos

Viernes 15 de octubre de 2021

Viernes, todavía no eran las 12:00 horas. Miguel Herrera salió a su clásica conferencia y los medios estábamos esperándolo en la sala del Universitario, como cada día previo a un partido. Las preguntas y respuestas llevaban su curso normal como cualquier otra rueda de prensa del mundo, hasta que un colega le mencionó a Leo Fernández y mis oídos no podían creer lo que acababan de escuchar.

“En mi cabeza no estaba. Fui muy claro con él, no estaba en mis planes”, comentó el Piojo, mientras que a todos los que estábamos presentes se nos hacía agua la boca, porque sabía que nos había dado la nota del día. Teníamos tela de donde cortar. Ese efecto me duró apenas un rato, porque después de hacer mi trabajo, empecé a pensar en los motivos que podrían llevar a un entrenador a prescindir de semejante jugador y no lo entendí.

Me di cuenta que hoy en día los entrenadores desprecian a los talentosos. Un jugador que no es intenso, que no corre los 30 kilómetros que tiene la mayoría, pasa a ser uno menos. Cuando realmente, este tipo de futbolista siempre hace que juegues con uno más. En el futbol de hoy, no hace falta tener talento para llegar.

Y no es contra Miguel Herrera, es general. El modelo europeo del cual todos los equipos/selecciones se hicieron eco a lo largo del mundo, desprecia a los “distintos”. Prefieren atletas, futbolistas que se la pasen corriendo de un arco a otro, aunque no sepan qué hacer cuando tienen la pelota en sus pies.

Leo Fernández tiene una visión que ningún otro jugador de Tigres puede darle al equipo. Toque, un pase limpio, redondito, siempre al pie. Tiene remate, siempre se las arregla para salir -con clase- de una situación comprometida. Y el Piojo se dio cuenta de todo eso, porque le alcanzaron 10 días de pretemporada en la playa y tres amistosos en Estados Unidos para comprenderlo.

Tampoco es que estamos hablando de que es uno de los mejores jugadores del mundo, porque hay que decirlo, Leo Fernández todavía no dio ni el cinco por ciento de lo que puede brindarle a Tigres.

Siempre voy a estar a favor de un jugador talentoso, porque un correlón puede salvarte las papas en medio del partido con un cierre, o puede mandarse una carrera de 50 o 60 metros y llegar a empujar un balón al segundo poste, pero los inteligentes son los encargados de hacer jugar a ese tipo de futbolista.

Celebro que Miguel Herrera se haya despertado a tiempo. No se puede desperdiciar tanta calidad, mucho menos en este Tigres, que esas cualidades no le sobran, todo lo contrario. Cada vez son menos, pero acá siempre tendrán a un fiel luchador de esos jugadores, de los talentosos. Como decimos en Argentina, de los jugadores de potrero, de esos que no abundan.

Twitter: @GiraudiMatias

Histórico