MARTES 17 MAYO, 2022

Los padres del fracaso

Lunes 09 de mayo de 2022

Lo de Rayados en el primer semestre del año fue muy malo. Duilio Davino, presidente del club, lo resumió en “fracaso”. ¿Qué más puede decir?, si desde el fracaso anterior a este no hubo otras opciones. Incluso, hasta la rueda de prensa fue innecesaria. Fue poner la cara gratis.

Los aficionados no quieren que sus directivos le cuenten lo que ya saben, lo que todos vieron. Davino dijo lo mismo de siempre, o sea, nada: compartió la tristeza de la gente y refrendó el “compromiso”. Sólo le dio carnita a Twitter.

Convengamos que en el manejo de situaciones y de momentos no es algo en el que Rayados tenga un doctorado. Ni siquiera lo de Davino alcanzaba para un comunicado.

Los aficionados quieren, en todo caso, que sus directivos den la cara con decisiones contundentes, que hagan ver las debilidades y den respuestas concretas.

Quieren que no prometan pavadas con palabras huecas, quieren firmeza, quieren que dejen de quedar bien con el plantel, técnico y la gente con mensajes optimistas porque lo que se reclama es una directiva más realista y no tan paternalista.

Los aficionados también quieren un equipo, tan básico como eso, y que Rayados deje de traer “figuras” sólo para alimentar su ego de club pudiente. También quieren que de una vez por todas un técnico arme el plantel y no lo haga el área de marketing.

Rayados hace tiempo que está destartalado, pero siempre encontró una hendija para esconder la basura detrás de un golpe de suerte. El último título de la Concacaf disfrazó todo y con ese argumento se tapó la pésima campaña en la Liga y le dio aire para prolongar la agonía unos cuantos meses más.

Lo cierto es que cuando no hay equipo no se puede sostener nada. La eliminación ante San Luis en el Repechaje no la discute nadie. Rayados no tenía nada qué hacer en una Liguilla porque si ni siquiera ha sido capaz de garantizar goles.

El fracaso en Rayados tiene muchos padres. Los jugadores también son corresponsables de la debacle. Muchos nombres, poca hambre.

Vucetich no es Dios. Cualquier técnico es bueno cuando tiene futbolistas comprometidos y en buen nivel. Rayados tiene mucho glamour, pero le faltan capitanes. Alguien que hable fuerte hacia adentro y no que solo se preocupen por sobarle el hombro a la gente.

Twitter: @Mario_Sanchez1

Histórico