MIÉRCOLES 28 SEPTIEMBRE, 2022

A Herrera le dolió

Lunes 18 de julio de 2022

Una cosa es que el Universitario te silbe siendo rival, que te haga sentir el rigor de visitar un estadio muy pasional y que pesa. Pero, cuando te toca estando en Tigres, no todos lo pueden asimilar... Y Miguel Herrera lo sintió, no se lo esperaba. Sí, pensó que la gente iba a saltar a favor de Rafael Carioca, pero nunca imaginó que la agarrarían contra él.

La rueda de prensa lo exhibió, jamás había dado respuestas tan largas y repetitivas, ni cuando fue eliminado por la alineación indebida. El Universitario habló y el Piojo quedó herido. Le marcaron la cancha, le dejaron claro que hay futbolistas que deben jugar siempre, porque son parte de la historia reciente.

A la salida me crucé con un hincha, de esos que poco le importó que fuera domingo y tenía una pila de 6 o 7 vasos. Sin embargo, lo que me dijo me explicó a la perfección lo que pasó el domingo ante Xolos.

"Tigres tiene una columna vertebral. Nahuel, Gignac, Carioca y Guido. Esos tienen que jugar siempre". Y ahí entendí tanto ensañamiento contra el DT.

No hay que ser ilusos, la gente encontró la excusa que necesitaba para ir contra Herrera. Porque la cuestión viene desde las dos eliminaciones, ambas por malas decisiones del entrenador. Era cuestión de tiempo.

El crédito es cada vez menor, y, si en la cancha el equipo juega como lo hizo el domingo, no llega a la Liguilla. Imagínense perder el Clásico con un rendimiento como ese...

Y tiene que prenderle velas a Gignac, quien se fue muy dolorido. El golpe fue fuerte, y no me animo a dar ningún diagnóstico. Desde el club dijeron "no es grave", pero yo no me la juego por las dudas.

El Universitario dejó a Miguel Herrera sentido. La conferencia lo demostró, porque arrancó diciendo que no iba a hablar del tema Carioca. Y terminó explayándose durante más de 10 minutos respecto a eso y al comportamiento del público.

"Que puteen"; "que digan misa"; "¿Pretenden que sea campeón en el tercer torneo?"; "A mí me va a tocar la renovación"; "Hoy me silbaron por Carioca, mañana podría ser por Gignac", fueron las frases más duras. El DT no aguantó y explotó.

El sábado podría ser otra jornada de estas, y contra Atlas. Prepárense para un partido caliente, en todos los sentidos. Ojalá no terminemos hablando de los árbitros. Porque la paciencia de Herrera, y la de los hinchas, es cada vez más pequeña.

Twitter: @GiraudiMatias

Histórico