MIÉRCOLES 28 SEPTIEMBRE, 2022

Final de ensueño olvidada

Domingo 17 de julio de 2022

Entiendo que la cultura futbolística femenil de México está creciendo paulatinamente. Si la Liga MX Femenil cuenta con cinco años de existencia, es normal que la afición se vaya enganchando poco a poco.

Lo que no entiendo es el poco arraigo que ha tenido un torneo que otorga pases al Mundial Femenil del próximo año y a los Juegos Olímpicos de París 2024. Si, el calor sofocante y los horarios de los encuentros empalmándose con horarios laborales no ayudaron, pero, ¿solo 500 personas viendo a las campeonas olímpicas?

Ojo, que esto no es solo un cuestionamiento a la gente aficionada, es también a todos los sectores: directivos de Concacaf y prensa. El poco interés por ver a Alex Morgan, Megan Rapinoe, Lindsey Horan, entre otros elementos de primer nivel, es palpable y da tristeza.

Sin embargo, a mí siempre me ha interesado hablar del juego mismo y eso comienza en este espacio a partir de ahora. Nadie duda que esperaba ver a México en estas instancias, pero también era inmoral considerar que la Final soñada no era esta: Estados Unidos vs. Canadá. Un encuentro con muchos matices en práctica, con dos escuadras que gustan de atacar y mucho el arco rival, con distintos mecanismos y una mentalidad élite, aunque una apenas se esté acostumbrando a ganar y no solo a llegar.

Vlatko Andonovski lidera una banda sofisticada de elementos que entienden el legado que cargan, lo han aumentado con títulos (dos Mundiales y un oro olímpico) y buscan seguir con el convencimiento de ser y demostrar su puesto número uno en el escalafón mundial. Morgan y Rapinoe viven el ocaso de sus carreras con EUA, sin embargo, parecen ser mejores que nunca. Finas en los momentos de cuando y como arrancar, Morgan es la líder al ataque y Rapinoe aporta el flow a esta súper selección, aderezadas por Lindsey y su juego de potrero; Rose Lavelle y su zurda mágica, entre otras.

Bev Priestman busca implantar en la cabeza canadiense que ser de la élite implica creer que lo son. El oro conseguido en tierras niponas dio un giro de tuerca a una Selección que había cosechado antes dos bronces, pero parecía tener techo, la inglesa les demostró que no. En su bolsa está el boleto a Australia-Nueva Zelanda 2023 y aspiran seriamente a revalidar el oro en la capital francesa. Beckie, Sinclair, Julia Grosso, Ashley Lawrence, un bloque bien conjuntado y que, creo que tienen más opciones y rutas de ataque que su contraparte estadounidense, encabezarán una batalla por ver qué equipo es mejor en la Confederación.

Espero y la gente que asista al BBVA el lunes se vaya feliz porque, aunque no lo tenga en el radar, sí, tendremos el mejor futbol femenil del mundo en Monterrey o al menos, un cachito de él. Más allá del juego, que se apoye a todas ellas, que luchan por tener visualización. A fin de cuentas, la élite está presente y que disfrute tendremos en la cancha de Rayados.

Twitter: @quirino_galvan

Histórico