DOMINGO 25 FEBRERO, 2024

El exceso mata

Martes 05 de diciembre de 2023

Por ahí dicen que los excesos son malos, para bien o para mal. A Rayados los excesos se le han ido acumulando torneo tras torneo, porque la cartera se sigue abriendo, pero no reditúa en títulos a las vitrinas. ¿Ante San Luis? Faltó sangre en la cancha y sobró fuera de ella.

La tendencia continuó y el conjunto albiazul fue echado por la inoperancia en los momentos críticos. Cuando la pelota quema, la desesperación se puede sentir en el aire. La eliminación es un cúmulo de cuestiones desde la Ida, donde el planteamiento de Fernando Ortiz no funcionó, fue cambiado en el primer tiempo y solo alcanzaron a emparejar el trámite, sin nunca lograr llevar la voz cantante en el Alfonso Lastras.

Si el DT erró en los primeros 90 minutos de la serie, los últimos fueron responsabilidad de los futbolistas. A la hora cero, cuando los momentos críticos llegaron, no todos tienen la capacidad de aparecer y los jugadores albiazules se desesperaron con el gol de Vitinho. Con 40 minutos por delante, los futbolistas sintieron enormes costales en sus espaldas y aceleraron cada acción como si fuera la última jugada del partido.

La inoperancia fue tal que el único elemento que buscó jugar y juntar pases para empatar fue el juvenil Víctor López o Esteban Andrada, cortando en mediacancha y conduciendo el balón. La merma de futbol se nubló con el exceso de sangre caliente proveniente un sector de ‘aficionados’ que llegaron a la violencia (una vez más) a las afueras del BBVA. Grupo que no logra discernir entre un resultado futbolístico y agredir a su prójimo, cargando vallas de seguridad, atentando contra el staff del estadio y creyendo que la identidad “rayado” se lleva como juramento a defender con sangre, sudor y lágrimas.

Ya se volvió costumbre que en la mente de todos circule si es una ventaja, o no, el cerrar en casa para Rayados. El récord indica que cuando está en el BBVA, el equipo se achica ante su gente. Todo se descompone, porque la escuadra no responde en el campo y fuera de ella, la afición (no toda) se desconecta del mundo real y se va al de fantasía, donde pareciese que todo vale, al grado de desquitar la frustración con quien se le ponga enfrente. Mucha cartera, refuerzos, nuevos DT’s y aliento, pero pocos títulos, héroes, tácticas dominantes y raciocinio.

X: @quirino_galvan

Histórico