LUNES 27 MAYO, 2024

Lunes 13 de mayo de 2024

Aunque hace más de medio siglo que The Beatles se desintegraron, no hay un día que en el mundo no se hable de ellos. Este el 13 de mayo se celebraron 54 años del lanzamiento del documental "Let it Be" y vuelve a ser noticia.

Este documental fue filmado en enero de 1969, un mes crucial en la historia de The Beatles, pues durante el mismo se visualizaron los primeros indicios de la separación del cuarteto de Liverpool. Sin embargo, más de medio siglo después, el filme ha sido restaurado digitalmente y está disponible para disfrutarlo en la plataforma de streaming, Disney+.

PUBLICIDAD NOTAS

A partir del 2 enero de 1969, el director Michael Lindsay-Hogg captó las últimas horas de John, Paul, George y Ringo juntos ensayando para un álbum que sería titulado "Get Back". Se grabó en los estudios cinematográficos de Twickenham en Londres. 

Las diferencias y la tensión entre los miembros del grupo se podían percibir a simple vista porque había un cronograma que cumplir. Al final de las grabaciones, ninguno quería saber el resultado final. La película ganó un Óscar a la Mejor banda sonora, pero ningún integrante del conjunto lo fue a recibir en la ceremonia. Quincy Jones, quien dirigía la orquesta de la entrega de premios, lo hizo en su nombre.​

"Let It Be" nos da una visión a la intimidad del cuarteto, y está estructurado en tres segmentos. El primero muestra a la banda ensayando en el estudio de Twickenham, la segunda muestra su grabación en la sede de Apple y el tercero es su famosa actuación en la azotea, el último concierto de la banda.

El documental posee de todo: la intimidad de los integrantes dentro de su espacio creativo, la forma en que desarrollaban el material que hasta hoy tenemos la fortuna de escuchar, hay tensión, discusiones, risas, bailes y juegos.

En un acto de la película hay una confrontación entre Paul McCartney y George Harrison. "Estoy tratando de ayudarte, pero todo lo que escucho es a mí mismo molestándote", se escucha decir a McCartney. En respuesta, el llamado Quiet Beatle le respondió: "Tocaré lo que quieras que toque o no tocaré nada si no quieres que toque. Sea lo que sea que te guste, lo haré".

"Originalmente, el proyecto iba a ser un especial de televisión y las imágenes del documental se utilizarían para apoyar el especial de televisión", explicó Lindsay-Hogg. Definitivamente, el momento mejor del documental es el concierto en la azotea, que se celebró al mediodía del 30 de enero de 1969.

"Habíamos estado buscando un final para la película, y era un caso de '¿Cómo vamos a terminar esto en dos semanas?'", recordó McCartney en la Antología de The Beatles. "Entonces, se sugirió que subiéramos al techo e hiciéramos un concierto allí. Recuerdo que hacía frío, viento y humedad", agregó Starr, en una pasada entrevista, "pero todas las personas que miraban desde las oficinas realmente lo disfrutaban".

No obstante, no se trató realmente de un concierto, sino de una actuación improvisada en la que ni siquiera había público, salvo algunos trabajadores de las oficinas de Apple Corps y algunos policías.

El grupo llevaba dos años y cinco meses sin hacer una gira y había decidido no hacer más. Su último concierto había sido el celebrado en Candlestick Park, en San Francisco, el 29 de agosto de 1966, perteneciente a la gira "Beatles '66 US Tour". Sin embargo, para 

Algunos fans que les tomo desprevenido el improvisado concierto subieron a lo alto de los edificios con la esperanza de obtener una vista aún mejor de la actuación única en la vida. Un año y medio después, la icónica banda se separaría, dejándonos un extenso y valioso legado dentro de la cultura del Siglo XX.

Histórico